¿Sabías que las calorías son unos duendes que por las noches encogen el tamaño de tu ropa? ¡Ok, nos atrapaste!, eso no es verdad. En realidad, como explica Claudia del Bosque, Subdirectora de Salud y Bienestar de Coca-Cola de México: “las calorías son unidades de medición de energía, la energía la obtenemos a través de los alimentos y bebidas que consumimos, específicamente de tres nutrimentos: carbohidratos, proteínas y grasas. Las vitaminas y minerales no proporcionan energía, pero son nutrimentos importantes para las funciones metabólicas”.


Por su parte, la mayoría de los expertos coinciden en que el aumento de peso es causado por el continuo consumo de una mayor cantidad de calorías a las que utiliza el cuerpo cada día. Pero al contrario de la creencia común, ningún alimento o bebida por sí mismo es responsable del aumento de peso, todos son compatibles con un estilo de vida saludable y activo que incluye una dieta correcta y actividad física habitual.

La clave está en saber con qué frecuencia y en qué cantidad debemos comer y beber, además de saber elegir las opciones y los tamaños de las porciones adecuados para el estilo de vida que llevamos.

Por lo tanto, recuerda…

  • Revisar las etiquetas de alimentos y bebidas para ver la cantidad de calorías por porción y cual puede ser el tamaño correcto.

  • Si estás cuidando tu consumo calórico, procura elegir opciones de alimentos y bebidas con porciones individuales de 100 calorías o menos por envase.

  • Los edulcorantes pueden ser consumidos con moderación como parte de una alimentación correcta y en combinación con la actividad física regular para mantener tu equilibrio energético.

  • La clave de la buena alimentación no es privarse, sino elegir de forma inteligente, además de hacer del ejercicio un hábito.

Ahora que sabes qué es una caloría, te recomendamos fijarte en las etiquetas de los alimentos y bebidas como primer paso para establecer un balance energético.