La directora de Fundación Coca-Cola México, Vivian Alegría, habla sobre los proyectos para mejorar la distribución de agua

México es un país con mala distribución de agua. A pesar de contar con grandes reservas acuíferas y captar grandes cantidades de lluvia, gran parte del país carece de un acceso constante a este servicio de necesidad básica. Entre las acciones de apoyo a la sociedad que implementa Fundación Coca-Cola, la empresa cuenta con varios programas dirigidos a las necesidades de agua de las poblaciones más marginadas. La directora de la organización, Vivian Alegría, habla con EL PAÍS acerca de estos proyectos que contribuyen al desarrollo sustentable y en los que participa toda la industria mexicana de Coca-Cola.

Pregunta: ¿En qué consisten sus proyectos para restaurar zonas ecológicas?

Respuesta: En México iniciamos un proyecto de la mano de Pronatura, SEMARNAT, CONAFOR y CONANP de reforestación y cosecha de agua. Hemos trabajado siempre bajo el Triángulo de Oro que involucra al Gobierno, la asociación civil y la comunidad, un objetivo nuestro es un objetivo del país. Iniciamos hace nueve años y llevamos 64,000 hectáreas reforestadas con 73 millones de árboles.

P: ¿Cómo consiguen hacer proyectos sustentables?

R: Nos centramos tanto en el ambiente como en el ámbito social y personal de las comunidades. Cuando empiezas a reforestar la primer pregunta que te haces es: ¿qué pasó aquí? Te das cuenta de que las personas viven de la tala de árboles, por eso creamos proyectos productivos en los que la comunidad se convierte en el guardián del bosque. Nosotros trabajamos para que puedan vivir del campo y ellos nos ayudan a mejorar las recargas de agua y que no haya deforestación.

P: ¿Qué programas tienen para mejorar la distribución del agua en el país?

R: Desde 2014 regresamos el 100% del agua que utilizamos en México para elaborar nuestros productos de acuerdo con mediciones que nos hace la UNAM. En este proyecto trabajan más de 200,000 personas y estamos presentes en más de 1,000 comunidades. Pronatura junto con CONAFOR revisan cuáles son las zonas de recarga y dónde hay necesidad. Ellos nos dicen en dónde trabajar y hacen la conexión con la comunidad.

P: ¿Qué problemas han surgido en estos primeros años?

R: Al principio teníamos muchos problemas de credibilidad, era muy difícil. Las comunidades no creían que Coca-Cola pudiera ayudar. Comenzamos con la meta de reforestar 25,000 hectáreas con 30 millones de árboles en cinco años, pero nos dimos cuenta que lo más que una asociación civil o compañía habían reforestado por año eran 100 hectáreas. No obstante, ese mismo primer año logramos reforestar 1,700 hectáreas y después, con la recomendación de las comunidades en las que habíamos trabajado, fue más fácil y el segundo y tercer año reforestamos 7,000 y 9,000 hectáreas.

P: ¿Cuáles son sus proyectos para llevar agua potable a comunidades marginadas?

R: Intentamos llevar agua segura a las comunidades en las que no hay. Instalamos centros de hidratación, bebederos, en escuelas rurales. En lugares donde tienen manantiales, colocamos filtros. En donde hay infraestructura, los conectamos a la red e instalamos la parte de tratamiento de agua. Hemos puesto más de 1,000 bebederos hasta el momento. También instalamos cisternas en los municipios que se abastecen con pipas y que están acostumbrados a llenar envases pequeños en cada casa, pero que sólo logran guardar agua para dos días. En estas comunidades se ponen cisternas para que la misma agua dure hasta un mes.

P: ¿Cómo utilizan el agua en la producción de sus productos?

R: En cada embotelladora que tenemos contamos con una planta de tratamiento de agua para el riego o lavado de vehículos. Algunas plantas tienen captación de agua y hemos reducido el uso de la utilización del agua en más de un 30%.

P: ¿Qué planes a corto y mediano plazo tiene la Fundación?

R: Este año nos vamos a enfocar en el mantenimiento de 5,800 hectáreas de árboles. Hace falta hacer un alto para ver cómo siguen las zonas a las que hemos ido. Hay zonas en las que si hay una sequía o helada tienes que regresar a plantar. Vamos a seguir con los proyectos productivos y ollas de captación de agua. Queremos seguir manteniendo el 100% de retorno del agua que usamos de una manera sustentable.

NOTA: Este artículo apareció originalmente en El País.com y se publica con permiso en Coca-Cola Journey.