¿Qué te hace sentir feliz? ¿Lo has pensado? Podrían ser muchos pequeños detalles, desde que tu mamá te prepare tu platillo favorito, hasta encontrarte con un viejo amigo para ponerse al día, o simplemente ¡abrazar a tu perro! Bueno, según la American Heart Association, convivir con estos peludos juguetones podría aportar algunos beneficios a la salud, pues al mejorar tu estado de ánimo, el estrés se vería reducido y al final tu corazón se podría mantener saludable.

Por otro lado, tener un perro nos activa, nos hacen movernos más y ejercitarnos, pues hay que sacarlos a pasear o a jugar a la pelota. Claro que en los últimos años han aparecido diferentes actividades físicas que los involucran y que podrían conectarte todavía más con tu amigo peludo.

Para dúos activos, muy activos

¿Te encanta correr? Entonces comparte con tu mejor amigo un gran momento y hagan una carrera de canicross. Este consiste en trotar juntos (tu perro iría unido a tu cuerpo a través de un arnés y un cinturón). La disciplina comenzó en Europa a principios de los años 2000 y se realiza a campo traviesa, aunque también podrías practicarlo en un parque que tenga pasto y árboles.

Luego de que el canicross se volvió popular, han surgido otras actividades que se pueden disfrutar con un animal de compañía. Otro ejemplo es el bikejoring, en él la persona debe ir en su bici y uno o dos perros correrán adelante arrastrándola (como si se tratara de un trineo). Para realizarlo es importante contar con un arnés especial, conocido como crossback, que evita que los caninos se lastimen. Se recomienda practicarlo en el bosque, preferiblemente en piso de tierra y con mucha vegetación para evitar las altas temperaturas que puedan afectar a los peludos.

Para los más zen y relajados

Si la actividad intensa no es lo tuyo, o lo de tu perro, hay otras opciones para ejercitarse juntos, como por ejemplo: la doga (combinación de yoga + dog/perro). Con suaves masajes y estiramientos (para la mascota) y meditaciones ligeras (para el humano) esta actividad intenta encontrar más armonía con estos animales, que ambos se relajen y se compenetren.

La natación también es otra opción de deporte de bajo impacto para perros y humanos, especialmente durante los calurosos meses de verano. Antes de animar a tu perro a una carrera en el agua, asegúrate que sabe nadar y que se siente cómodo, si lo sientes un poco temeroso pueden empezar en una alberca pequeña y con poca agua, o puedes colocarle un chaleco salvavidas.

Recuerda, no importa qué tipo de actividad les guste a ti y a tu perro, hay diversas opciones que se adaptan a su nivel de energía y personalidad, y lo importante es divertirse y moverse juntos para tener un estilo de vida saludable.

¿Qué de estas actividades practicarías con tu perro?