La botella de Coca Cola ha logrado lo que nadie más en el mundo. ¿O es que hay alguien que se pueda jactar de haber besado a Marilyn Monroe, Elvis Presley y Ray Charles a la vista de todos?

Compañera de “curvas” junto a la rubia más famosa de la historia, intensa como los movimientos de cadera del rey del rock and roll y pionera como el reconocido músico del soul, la botella de Coca Cola hace coincidir a estos grandes íconos del espectáculo que, enamorados de su magia, se unen a los millones de fanáticos que forman parte del club de los besos con el mejor sabor.

“Besada por…”

En el aniversario número 100 de la botella más popular del mundo, Coca-Cola lo vuelve a hacer. La campaña Kissed by (Besada por) reune a estos tres personajes legendarios, que se convierten en los embajadores de los besos a la botella de Coca Cola para demostrarnos que ellos y nosotros tenemos algo en común: todos hemos rozado nuestros labios con la sexy botella.

La campaña surgió bajo la inspiración de la célebre frase de Andy Warhol: Kissed by para reconocer el legado de esta botella, ícono de nuestra cultura, y cómo con un simple sorbo nos ha hecho coincidir a múltiples generaciones de los cinco continentes.

Crédito de fotografía: Ed Clark

Ed Clark

El legado de los grandes íconos

En su propósito de contagiar felicidad, compartir alegrías y crear experiencias alrededor del planeta, la botella de Coca Cola por esta ocasión está acompañada de Marilyn, Elvis y Ray, artistas memorables que rompieron paradigmas y que, igual que la popular botella, han causado furor y han hecho temblar a millones al expresar y compartir lo que mejor sabían hacer.

En el caso de la exuberante rubia, el romántico suceso ocurrió en un estudio de Los Ángeles en 1953, en medio de una sesión de fotos para promocionar su cinta más famosa, “Los caballeros las prefieren rubias”. Luciendo su provocativo vestido diseñado por William Travilla, que dejaba toda una pierna al descubierto, la rubia aprovechó una pausa de la sesión fotográfica para sentarse tranquilamente y disfrutar de un momento refrescante.

Tres años después, en un estudio de RCA de Nueva York, el rebelde Elvis también se valió de un descanso durante una de sus grabaciones para tomar una botella de Coca Cola y poner sus labios en ella. Se trataba de la grabación de “Hound Dog” y “Don’t Be Cruel”, dos grandes éxitos que lideraron los Billboard en todas sus categorías.


Finalmente, fue en 1969 que la botella de Coca Cola llegó a los labios de otra de las figuras más relevantes de la música del siglo XX, uno de los mitos del rhythm and blues: Ray Charles, quien participó en el anuncio de televisión “Things Go Better with Coke” (Todo mejora con Coca Cola), haciendo un dueto con la gran Aretha Franklin, interpretando una composición escrita por Neil Diamond.

Y es que, como te puedes imaginar, 100 años dan para millones de historias, en las que famosos y no famosos hemos logrado descubrir el refrescante poder de esta botella al simplemente posar nuestros labios en ella. ¿Listo para besarla una vez más?