Todo comenzó en 1886 cuando el farmacéutico John S. Pemberton creó la receta de la que se convertiría en la bebida más famosa de la historia, ese fue el primer paso de Coca-Cola antes de llegar a prácticamente todo el mundo. Solo en México tenemos más de 90 años, nueve décadas de contribuir al crecimiento económico y social, además de que en tiempos recientes también nos hemos comprometido con el cuidado al medio ambiente.

Casi un siglo de trabajo duro, en conjunto, como una gran familia; pero mejor hagamos un  breve recuento de quienes han participado en la construcción de esta increíble historia.

Algo que permitió que Coca-Cola se estableciera y consolidara en México fueron las alianzas y el trabajo en conjunto con sus ocho grupos de embotelladores:

  • Arca Continental (la segunda embotelladora más grande de Coca-Cola, en América Latina).

  • Bebidas Refrescantes de Nogales.

  • Bepensa.

  • Coca-Cola Femsa.

  • Corporación del Fuerte.

  • Corporación RICA.

  • Embotelladora de Colima.

  • Embotelladora del Nayar.

Además, recientemente, a la historia mexicana de la Compañía se han sumado Jugos del Valle y Santa Clara. Todas estas empresas conforman la Asociación de embotelladoras mexicanas de Coca-Cola A.C. y aunque estos grupos son empresas mexicanas independientes entre sí, trabajan por un objetivo común.

Coca-Cola y sus embotelladores cuentan con estándares de calidad únicos, laboran bajo la misma plataforma de sustentabilidad y realizan los mismos procesos que distinguen a la Compañía en todo el mundo. Ello es lo que nos permite hacer una diferencia positiva en México.

Llevar nuestro portafolio de productos a todos los mexicanos del país es una tarea titánica que de muestra la sólida infraestructura con la que cuenta la Industria Mexicana de Coca-Cola. Para enfrentar esta novena década está conformada por:

  • 67 plantas embotelladoras.

  • 345 centros de distribución.

  • 38 mil vehículos que usan casi 12 mil 800 rutas para repartir, transportar y distribuir nuestro portafolio de productos a 1.7 millones de clientes.

  • 51 plantas de tratamiento de aguas residuales que contribuyen a cuidar nuestro medio ambiente.

Además, mantenemos una permanente escucha a nuestros consumidores mexicanos y por ello realizamos una constante inversión en investigación con el objetivo de realizar mejoras continuas a nuestros productos y procesos a fin de ofrecerles un portafolio de bebidas que responda a sus necesidades y estilos de vida.

Esta forma de trabajo y el compromiso con México es lo que nos ha mantenido en la preferencia de la gente por casi 100 años.