En 10 ciudades de todo el mundo, desde San Francisco a Sydney, desde Berlín a Buenos Aires, equipos seleccionados de empresarios están construyendo nuevos modelos de negocio con el apoyo de los músculos de marketing de Coca-Cola, su red de distribución y otros de sus activos.

"Nuestro objetivo es ayudar a nuestros fundadores a desarrollar nuevas empresas, grandes, de alto crecimiento, a la vez que nos ayudan a hacer crecer a Coca-Cola”, señala David Butler, Vicepresidente Mundial para Coca-Cola de Innovación e Iniciativa Empresarial.

"Estamos tratando de crear un modelo ganar-ganar", señala, "sobre la nueva plataforma Coca-Cola Founders nos asociamos con empresarios experimentados y los invitamos a unirse a nuestra red mundial cofundadora. Luego, los conectamos con un asesor de alto nivel de una de nuestras unidades de negocio y profundizamos en los retos y oportunidades que enfrentamos en Coca-Cola. Por último, les damos acceso abierto a las relaciones, recursos y alcance de Coca-Cola antes de que conviertan una idea en un negocio (startup).”

Abordando los problemas agudos

Coca-Cola se ha asociado con la red Co-Fundadora para hacer frente a lo que Butler llama “problemas agudos” ó shark-bite problems en inglés.

"Algunos problemas generan un poco de incomodidad", explica, "y otros causan situaciones más agudas. Esos son los tipos de retos de negocio que perseguimos. Creemos que si logramos resolver los problemas grandes que afrontan las personas, podemos transformarlos en nuevos negocios de alto crecimiento".

Una de las primeras nuevas empresas que surgió de la plataforma Coca-Cola Founders, Wonolo (abreviatura para “Work Now Locally” (Trabaja Ahora Localmente), fue fundada para abordar al mismo tiempo un gran reto de negocio para Coca-Cola: reducir el inventario de productos fuera de stock, y la aguda problemática del desempleo juvenil. En diciembre de 2013, se introdujo una aplicación que conecta a los "Wonoloers" con puestos de trabajo por hora o por día en labores comerciales, eventos y más. La aplicación se lanzó con unos cuantos clientes en San Francisco, California, y Albuquerque, Nuevo México (Estados Unidos).

"Internamente, a veces nos referimos a los productos fuera de stock como nuestra próxima 'marca de mil millones de dólares", porque si podemos acabar con este problema, podríamos captar $ 1 mil millones en ingresos sin explotar ", explica Butler. "Cuando Coca-Cola o cualquier otro de nuestros productos no están en los anaqueles, los compradores no pueden comprarlos. Los Co-Fundadores lo aceptaron, pero luego pensaron más allá de Coca-Cola con la pregunta: "¿Y si pudiéramos hacer que sea más fácil para las compañías que ofrecen puestos de trabajos por temporada, por día o por hora, como el reabastecimiento de los estantes de las tiendas, conectarse con personas que quieren este tipo de trabajos? '"

Hace tres años, A.J. Brustein, co-fundador de Wonolo, desarrollaba planes de negocio y campañas creativas para una de las marcas más queridas del mundo: Coca-Cola. Hoy, él trabaja con su socio, Yong Kim, en la construcción, desde cero, de una compañía totalmente nueva en una industria completamente novedosa.

"Me encanta el marketing porque me gusta hacer cosas que tienen un efecto en las personas", dice AJ Brustein, co-fundador de Wonolo. "Cuando se crea un nuevo producto o campaña, puedes ver a la gente interactuar con tu trabajo y respondiendo. Wonolo es 100 veces más eso, porque no sólo estamos construyendo por encima de una marca por la cual las personas tienen una fuerte afinidad. Estamos creando algo totalmente nuevo, desde cero, que tendrá un efecto en la vida de las personas”.

Raíces empresariales

El espíritu empresarial es parte del ADN de Coca-Cola. En 1886, un farmacéutico de Atlanta, el Dr. John Pemberton inventó la Coca-Cola. Sabiendo que no podría construir una industria completamente nueva solo, se asoció con los propietarios de farmacias para distribuir su sabroso elixir a los clientes sedientos por medio de fuentes de soda. Dos años más tarde, vendió su negocio a Asa Candler, un emprendedor en serie a quien poco después se le acercaron dos hombres de negocios de Chattanooga, Tennessee, con la visión de construir una red de embotelladores independientes que podrían llevar la Coca-Cola a las multitudes.

"Ellos construyeron sus negocios, ayudándonos a hacer crecer el nuestro", dice Butler. "La plataforma Founders ofrece la misma propuesta de valor...seguimos empoderando a los empresarios como sólo Coca-Cola puede hacerlo."

En los últimos años, Coca-Cola ha invertido en marcas de bebidas emergentes tales como ZICO, Honest Tea e Innocent, así como en nuevas empresas de tecnología enfocadas en puntos clave para los consumidores de Coca-Cola, como Spotify y Misfit Wearables. Esta nueva plataforma es una forma más de colaborar directamente con los empresarios.

"Nuestro objetivo es crear nuevos negocios, en lugar de encontrar empresas ya existentes para invertir", dice Butler. "Invertimos primero en las personas y luego en las ideas. Les damos a los fundadores el tiempo y la atención necesarios para validar realmente un problema, diseñar la mejor solución, identificar el mercado correcto y encontrar un modelo de negocio para crear una compañía sostenible”.

Encontrar el ajuste correcto

Cada fundador de Coca-Cola ha sido seleccionado por su capacidad para empezar a trabajar de inmediato: empezar un negocio, probar hipótesis, diseñar un producto, construir un equipo, y desarrollar una base de clientes.

"Estamos buscando empresarios que sean usuarios naturales del Método Lean Startup", señaló Ross Kimbel, director de Innovación Global. "El Método Lean Startup pone énfasis en la mínima inversión y en la máxima velocidad. Esto les permite a nuestros fundadores resolver problemas rápidamente, utilizando la menor cantidad de recursos. Y una vez que encontramos la solución y creamos un modelo de negocio sostenible, lo escalamos."

Coca-Cola no está buscando fundadores principiantes o personas que sueñan con dirigir un negocio. A veces, es cuestión de tiempo. Varios fundadores se unieron a la red después de cometer un error o de una salida importante, señala Kimbel.

"Nos asociamos con empresarios experimentados", añade. "Han construido sus propios negocios, y están listos para fundar algo nuevamente con el tipo de impacto que sólo se puede lograr cuando se trabaja en alianza con Coca-Cola."

El manejo de una compañía multinacional es una labor sencilla, en comparación con la creación de una empresa. "En Coca-Cola, todo se trata de planificación eficaz”, dijo Kimbel. "Por su parte, los negocios empiezan sin nada. Para ellos, no se trata de planificación...se trata de aprender rápidamente y adaptarse al mercado lo más pronto posible”.

Primero: lanza, luego: planifica

Para Coca-Cola, una compañía llena de "escaladores", atraer “principiantes” significaba crear un modelo operativo completamente nuevo, procesos de reclutamiento y más. Desde su lanzamiento en 2013, la plataforma ha tenido cambios significativos en el funcionamiento de la plataforma dentro de Coca-Cola.

"Hemos decidido aprender haciendo", dice Butler. "No vamos a sentarnos y planificar el camino a seguir. Es muy complejo, pero se trata de aprender lo más rápido posible”.

Al principio, Coca-Cola contrató a empleados para que fueran fundadores medio tiempo, con la posibilidad de extender ese período. "Tratamos de hacer calzar el programa en los roles existentes, pero inmediatamente nos dimos cuenta de que no funcionaba", explicó Kimbel. "Necesitábamos asociarnos con fundadores experimentados que hubieran construido compañías en el exterior. Y tenían que estar en el campo, porque es ahí donde están los verdaderos problemas que esperamos resolver, no en Atlanta”.

El primer equipo de fundadores fue contratado en febrero de 2013 en Sidney, Australia, seguido por Yong y Brustein en San Francisco, más o menos un mes más tarde. Como parte de una red global, los fundadores tienen acceso a talento, contactos e ideas.

"Estamos construyendo una comunidad de emprendedores con ideas afines. "Puede ser muy solitario ahí afuera para los fundadores", dice Kimbel. "Nuestra red les brinda apoyo para ayudarles a ganar."

Cada equipo crea una nueva entidad jurídica, dueña del 100% de su negocio desde el primer momento; luego trabajan en estrecha colaboración con un alto directivo de Coca-Cola en su mercado local, quien se desempeña como asesor y enlace con los recursos de la compañía. Esta estructura crea una conexión "interna" en Coca-Cola mientras se mantiene la flexibilidad y la velocidad requeridas para desarrollar un negocio.

Una vez que un equipo valida su modelo de negocio y está listo para ser escalado, Coca-Cola convierte su inversión en una participación minoritaria con base en la valoración del mercado. A la fecha, la plataforma Coca-Cola Founders ha dado lugar a 10 nuevas empresas.

"Al final, todo esto es acerca de las personas", dice Butler. "Queremos resolver grandes problemas que muchas personas afrontan, al conectarlos con los empresarios. Creemos que esto puede desencadenar un crecimiento enorme para nuestro negocio, y también generar más puestos de trabajo, mayor diversidad, y en última instancia, más felicidad en las comunidades que tocamos alrededor del mundo”.

Conoce más sobre la plataforma Coca-Cola Founders en www.coca-colafounders.com