La evolución de las máquinas de bebidas tienen una larga historia. Sin ser menos que sus innovadoras contrapartes en las fuentes de soda, las unidades expendedoras modernas incorporan tecnología de último nivel y una extraordinaria creatividad para dar más que bebidas. Y es que estas máquinas ahora divierten, incluyen y refrescan a los consumidores con cada elección para refrescarse. Síguenos en el recorrido por 12 máquinas expendedoras interactivas de Coca-Cola, colocadas en distintos lugares del mundo:

1. Happiness Strikes (La felicidad ataca)

En 2010, una máquina expendedora de Coca-Cola repartió "dosis" de felicidad -desde flores frescas hasta pizza- a estudiantes en un campus universitario en Nueva York. El video viral, de gran éxito, inspiró docenas de ideas similares en todo el mundo, y dejó siempre a los fans de Coca-Cola con la pregunta: "¿dónde atacará la felicidad la próxima vez?"

2. Bust a Move!

Esta máquina en Corea del Sur convencía a las personas de imitar los movimientos de baile de la popular banda 2 PM. La máquina registraba los pasos de los bailarines por medio de la tecnología de Microsoft Kinect. Mientras más movimientos imitaran correctamente, más Coca-Cola les regalaba la máquina.



3. The Name's Zero. Coke Zero. (Su nombre es Zero. Coca-Cola Zero)

Coca-Cola Zero retó a los pasajeros de un tren en Amberes, Bélgica, a “revelar su 007 interior" y ganar boletos exclusivos para la película de James Bond, "Skyfall". Pero los boletos no eran gratis. Los viajeros debían hacer un esfuerzo adicional y completar una serie de retos al estilo Bond en menos de 70 segundos.


 

4. Small World Machines (Máquinas en un mundo pequeño)

Máquinas expendedoras de alta tecnología, instaladas en centros comerciales en Lahore, Pakistán y Nueva Delhi, India, dos ciudades separadas por sólo 523 kilómetros, pero que parecen mundos aparte debido a décadas de tensión política, invitaban a los compradores a dejar de lado sus diferencias y compartir un momento simple a través de una Coca-Cola.


5.  Hugs = Happiness (Abrazos = Felicidad)

Las máquinas expendedoras también necesitan amor. Esta unidad en la Universidad Nacional de Singapur fue programada para entregar una Coca-Cola cada vez que alguien la abrazaba. De forma similar, una máquina especial en Puerto Rico aceptaba sonrisas como moneda, premiando con una Coca-Cola helada a los consumidores que compartían su efervescencia interior. Míralo aquí.


6. The Heat is On (Hace calor)

Durante dos veranos consecutivos, las máquinas expendedoras de Limón & Nada colocadas en algunos parques acuáticos y de atracciones de España, han ajustado el precio de la limonada para saciar la sed, dependiendo de la temperatura exterior. Cuando el mercurio sube, el precio baja. Mira aquí.

7. Tis the Season for Song (Es época de cantar)

Compartiendo el espíritu navideño, una nota a la vez. Esta máquina festiva recompensaba con una Coca-Cola a los estudiantes de The Royal Institute of Technology en Estocolmo, Suecia, cuando cantaban su villancico favorito.

8.  Hey Pal, Need a Lift? (Hey, amigo, ¿necesitas ayuda?)

Para celebrar el Día Internacional de la Amistad, Coca-Cola en Argentina instaló una máquina expendedora de casi cuatro metros de alto, que sólo se podía alcanzar con la ayuda de un amigo. Los amigos que completaron la tarea recibieron no una, sino dos, Coca-Cola.


9. Roses are (Coke) Red (Las Rosas son de color rojo (Coca-Cola)

En el Día de San Valentín de 2012, esta máquina regaló Coca-Cola en un centro comercial en Estambul, Turquía, a las parejas que demostraban su amor a través de un abrazo o un beso.

10. Going for the Gold (Vamos por el oro)

Para celebrar los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, esta máquina expendedora gigante le ofrecía una Coca-Cola a Gran Bretaña.

11. Recycling Happiness (Reciclando felicidad)

Durante la semana previa a la Hora del Planeta 2012, Coca-Cola en Singapur encontró una forma novedosa de aumentar las tasas de reciclaje en el país. Los consumidores que reciclaban sus botellas de bebidas vacías fueron recompensados con regalos como flores frescas, y camisetas, bolsas y gorras de Coca-Cola  hechas de, adivinaste, botellas de plástico recicladas.


12. Buying the World a Coke (Comprarle una Coca-Cola al mundo)

Google se unió a Coca-Cola para realizar un experimento publicitario excepcional: volver a imaginar el icónico comercial de la marca para la década de los años 70, "Hilltop", utilizando la tecnología actual. Literalmente, los consumidores podían "comprarle una Coca-Cola al mundo", al enviarle una bebida a un extraño en un país lejano, mediante una aplicación móvil conectada a máquinas expendedoras especiales.

¿Nos habrá faltado alguna?