Según el INEGI, con datos a 2012, cada día se tiran en las ciudades de México más de 99,770 toneladas de residuos sólidos. En un estudio diferente el mismo instituto calculó que de tal cantidad el 28% son residuos potencialmente reciclables y que el 10% son plásticos, significando que pueden transformarse para tener una nuevo uso.

El dato sobre los plásticos reciclables toma mayor valor, al considerar que según ECOCE (Ecología y Compromiso Empresarial), México es líder mundial en acopio y reciclaje de PET al lograr un 62% de reciclado, superando a países como Estados Unidos (31%), Canadá (en promedio 40%) o Brasil (42%).

Este hecho no es inesperado y se debe en buena medida a las dos plantas de reciclado de PET grado alimenticio que tiene la Industria Mexicana de Coca-Cola en el país. La primera de ellas es IMER (Industria Mexicana de Reciclaje S.A. de C.V.) que fue inaugurada en 2002, siendo la primera de su tipo no sólo en México sino también en toda América Latina.

La segunda es PetStar, que se inauguró en octubre de 2011. Con ellas la Industria Mexicana de Coca-Cola es pionera y líder reciclador de PET grado alimenticio en LatinoaméricaAmbas tienen capacidad para reciclar más de 4,100 millones de botellas al año, equivalente a llenar tres veces el Estadio Azteca.

PET grado alimenticio

Antes de abordar a detalle a la planta IMER, hay que explicar lo que es un envase PET grado alimenticio. Este tipo de plástico fue desarrollado en la en la década de 1940, pero no fue sino hasta la década de 1970 que comenzó a utilizarse para el envasamiento de alimentos y posteriormente para las bebidas carbonatadas.   

En la actualidad, la tecnología ha hecho que el PET grado alimenticio sea de mejor calidad, incorpore nuevos En la actualidad, la tecnología ha hecho que el PET grado alimenticio sea de mejor calidad, incorpore nuevos insumos y sea más amigable con la naturaleza.

De hecho la Industria Mexicana de Coca-Cola es líder en el desarrollo de este tipo de envases y como prueba de ello fue el lanzamiento en 2010 de la PlantBottle,un envase PET elaborado con hasta 30% de materiales provenientes de fuentes renovables como subproductos de plantas. Otro beneficio de la Plantbottle® es que puede ser reciclada infinidad de veces.

Otro hecho relevante para el medio ambiente es que, en 2015, Coca-Cola integró en promedio un 28% de resina reciclada o de fuentes renovables en sus empaques de PET

IMER y su rol en el reciclaje

Siendo la primera planta de reciclaje de PET en México y América Latina, IMER juega un rol central en el proceso de reciclaje de este tipo de plásticos. La experiencia lograda con la operación y administración de IMER se amplió con la integración en 2011 de PetStar. Es importante señalar que estos procesos de reciclaje logra que la botella-botella cumpla los estándares establecidos para consumo humano.

Adentrándonos sobre la planta IMER, localizada en Toluca, Estado de México y que forma parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola, es importante resaltar que se cataloga como una planta de reciclaje de PET post-consumo de alto volumen que para producir la hojuela de PET de primer nivel utiliza tecnología de punta que permite reutilizarla en nuevas botellas.

Desde un inicio, IMER ha venido operando bajo el compromiso de ser cada día una planta más amigable con el medio ambiente. Sus resultados tienen un impacto en los ámbitos social, económico y ambiental de nuestro país, como por ejemplo:

  1. Social: Desarrolla y ejecuta programas que fomentan la correcta disposición de residuos y acopio de materiales, en este caso de PET. Algunos de estos son: "Yo sí reciclo", "Yo sí reciclo en grande" y "Reciclemos por las nuevas generaciones". Estos programas se ejecutan en escuelas y parques industriales. Gracias a su implementación se han acopiado más de mil toneladas de PET, las cuales se reutilizan para fabricar nuevos envases.

  2. Económico: Genera más de 2,100 empleos directos e indirectos en toda la cadena de valor en el acopio de residuos a nivel regional. También beneficia al mercado local de reciclaje al generar una economía circular que impulsa la riqueza y generación de trabajo en nuestro país.

  3. Ambiental: El 60% de la energía que utiliza IMER proviene de procesos eólicos. Esto lo hace ser la única planta de reciclaje en el país que ha invertido en este tipo de energía, reduciendo de manera considerable su huella de carbono. Desde su inauguración, participa junto con ECOCE para continuar expandiendo el alcance de programas de acopio de PET.

Finalmente, IMER es parte del compromiso de la Industria Mexicana de Coca-Cola para impulsar empaques sustentables, asegurando que todos los envases de PET se consideren un material valioso con uso futuro.