En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos conscientes de que el agua es el recurso más preciado para la vida y los ecosistemas, por lo que buscamos contribuir a su cuidado a través de una estrategia integral que contempla tres ejes: reabastecer, reducir y reciclar.

Uno de nuestros principales compromisos es devolver a la naturaleza toda el agua que los mexicanos tomamos cuando elegimos productos de la Compañía. Por ello, desde hace ocho años trabajamos en conjunto con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la asociación civil Pronatura México, de la mano de 1,125 comunidades, para llevar a cabo el Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua, un proyecto integral de restauración ecológica en sitios clave para la recarga de mantos acuíferos, que ha sido nombrado el más importante en su tipo a nivel mundial, que contempla iniciativas de reforestación, obras de conservación de suelo, y acciones para la captación y disponibilidad de agua así como proyectos productivos para desarrollar la economía regional.

Gracias a estos esfuerzos podemos decir que, por segundo año consecutivo, devolvimos a la naturaleza más del 100% del agua que utilizamos en nuestros productos, siendo la primera compañía de la industria de bebidas en México en lograrlo. La medición de los resultados del programa fue por la consultora LimnoTech a través de los estudios que realizó el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para estimar el volumen de agua que se infiltra al subsuelo a partir de los proyectos implementados.

¿Sabías que si pusiéramos en una línea todos los árboles plantados dentro del programa podrían darle cinco vueltas a la Tierra por la línea del ecuador?

Además del agua que devolvemos, también trabajamos en el desarrollo de tecnologías para reducir su consumo en nuestros procesos productivos y, gracias a ellas, hemos logrado disminuir 34% el uso de agua en las plantas embotelladoras en comparación con el año 2002. También, tratamos el 100% de las aguas residuales industriales derivadas de nuestros procesos y las reutilizamos en actividades como el riego de jardines, lavado de vehículos y donación a comunidades y autoridades.

A través de estas acciones, en la Industria Mexicana de Coca-Cola contribuimos a lograr el desarrollo sustentable de las comunidades, cuidar el medio ambiente y preservar el capital natural de México.