El agua es uno de los elementos más valiosos existentes en el planeta y debido a que en varias partes del mundo no hay acceso a ella, debemos ser creativos no sólo en su preservación sino en su reuso. En la Industria Mexicana de Coca-Cola hacemos esfuerzos en ambos temas, habilitamos ollas captadoras de agua pluvial en zonas rurales seleccionadas del país. De 2010 a 2015 se construyeron 21 que tienen una capacidad de más de 741 mil metros cúbicos que benefician a más de 22 mil personas. Todo esto y otros proyectos forman parte de nuestro Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua.

En cuanto al reuso del agua tratamos el 100% del agua residual que se produce en nuestras operaciones y buena parte de ella la reutilizamos para lavar nuestros vehículos de distribución y transporte, regar jardines y plantas, limpieza de instalaciones y otros procesos. Toda el agua tratada cumple con las normas ambientales que establecen los gobiernos locales. Además, una parte se dona a autoridades y comunidades donde estamos.

Reusando el agua en el hogar

Lo primero que hay que saber es que no toda el agua usada en el hogar puede ser reutilizada. De aquí que existen dos tipos de aguas residuales: el agua gris y el agua negra. Ambas son diferentes en su composición y visualización. El agua gris es toda aquella utilizada en regaderas, lavabos, bañeras y lavado de ropa. Puede ser usada para regar plantas, jardines o incluso para uso en el sanitario. El agua negra es lo que se desecha por el W.C. o el fregadero de la cocina y contiene infinidad de elementos orgánicos y bacterias, por lo que no es bueno reusarla en el hogar.

Por lo anterior, el agua que tiene un segundo uso es el agua gris, misma que representa entre el 50 y 80% de las aguas residuales generadas en el hogar. Al reutilizar las aguas grises tendremos menor uso de agua potable. Pero ¿cómo recolectarla? Para hacerlo hay mecanismos sofisticados que se pueden adquirir en lugares especializados, pero también hay mecanismos simples que en casa podemos implementar.

Aquí algunas ideas:

  • Conecta mediante una manguera el desagüe del lavamos con el tanque del sanitario. Una vez llenado éste último, se vuelve a reconectar al desagüe.

  • Recolecta el agua utilizada para lavar frutas y verduras, la puedes usar para regar tus plantas.

  • En caso de tener tina de baño, el agua gris generada puede ser recolectada manualmente en cubetas o bien instalando una tubería determinada para que la dirija a un depósito de agua gris y no al drenaje.

  • Recolecta con una cubeta el agua de la regadera mientras esperas que se caliente. Al ser un agua limpia se puede usar para trapear, limpiar y llenar el tanque del baño.

  • Las aguas grises que salen de la lavadora también son reusables, sólo asegúrate de usar detergente sin cloro, el uso de detergentes biodegradables es la mejor opción. Si la lavadora se ubica cerca del jardín puedes colocar una manguera de desagüe para que el agua gris se dirija directamente hacia él.

  • Existen sanitarios que en la parte superior del tanque tienen el lavamanos. Al usarlo, el agua gris se deposita directamente en el tanque y se utilizará para vaciar el baño. Adquirir un sanitario de este tipo sería muy benéfico para comprometerte con el cuidado de este líquido vital.

Si deseas conocer más ideas, sobre cómo aprovechar las aguas grises en tu hogar, visita la página web de la organización Greywater Action o del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua.

El punto es comenzar con acciones que aunque pequeñas, representan el comienzo del camino al cambio en favor del medio ambiente.