Si eres de las personas que se preocupan por cuidar al medio ambiente y lo promueven en casa como un estilo de vida, seguramente has considerado comenzar a reusar muchas de las cosas que tienes en casa y darles un nuevo propósito para evitar que la cantidad de residuos que llegan a los contenedores aumente.

¿Sabías que cada mexicano produce, en promedio, cerca de un kilo de residuos al día? Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) ese es el promedio resultante entre las zonas rurales y urbanas; además, tiene el registro de que en el país se producen alrededor de 100,800 toneladas de desechos cada 24 horas. Ahora, si lo multiplicamos por 365 días, bueno, nos enfrentamos a 37 millones de toneladas de desperdicios.

Por ello, se ha vuelto necesario que cada uno de nosotros se sume a las ganas de cuidar el medio ambiente y muchos de nuestros desperdicios sean reusados de alguna manera.

¿Qué significa reusar?


El concepto nos invita de una manera simple y sencilla a volver a utilizar algo, ya sea para la misma función para la que se fabricó inicialmente o con otros fines. La idea es que todo el producto, o parte de él, se siga usando para reducir la cantidad de basura que se genera, con el fin de hacer un uso más eficiente de los recursos naturales.

Ideas que puedes implementar en casa:

  1. Lava los frascos de vidrio en los que venían alimentos como la salsa, mayonesa o mermelada y rellénalos con frijoles, arroz, sopas u otros productos como clips, tachuelas, plumas, lápices y aretes, entre otros.
  2. Cuando abras un regalo, procura quitar con cuidado la envoltura para reusar ese papel en otro obsequio. ¡Haz lo mismo con las bolsas y cajas de regalo!
  3. Si tienes bebés, puedes usar las cajas de las toallitas húmedas para depositar lápices, hilos, ligas de cabello, cosméticos y otros accesorios.
  4. No tires los vasos y utensilios desechables, si son de plástico resistente, lávalos bien y guárdalos para usarlos en otra ocasión.
  5. Reusa las botellas de vidrio con boquilla delgada para sostener velas cuando se va la luz. También puedes decorarlas y utilizarlas como floreros.
  6. Aprovecha ambos lados de las hojas de papel. No olvides que las hojas de las tareas o la oficina pueden servir para imprimir documentos de menor importancia, o simplemente para hacer anotaciones.
  7. En las bolsas de plástico que te dan en el supermercado deposita la basura, juntar el excremento de tu perro cuando lo sacas a pasear o llévalas de nuevo a la tienda para reempacar tus compras.
  8. La ropa que ya no utilizas y que está en buen estado dónala a una casa hogar, a personas que les podría servir.
  9. ¿Tienes alguna camiseta rota o desgastada? Puedes convertirla en un trapo para limpiar algunas de las cosas que tienes en casa: tus muebles, por ejemplo.
  10. ¿Vas a deshacerte de alguna maleta rígida? Forra todo el exterior con el tapiz que más te guste, colócale unas patas y listo, tendrás un baúl para guardar cosas.

Como ves, no es tan difícil poner un granito de arena en esta gran tarea de reusar para conservar un ecosistema en buen estado. Si todos participamos desde nuestros hogares, escuelas, lugares de trabajo y esparcimiento, juntos podremos llegar al México que todos queremos. Así que echa a volar tu imaginación para ver en qué podrías volver a usar tus productos y cuéntanos tu experiencia a través de Twitter con HT #YoMeSubo.