El lanzamiento de la primera botella de plástico PET del mundo hecha en su totalidad de materiales vegetales se realizó en la Exposición Internacional en Milán, Italia.

Los envases PlantBottle™ usan tecnología patentada que convierte los azúcares naturales de las plantas en ingredientes para fabricar botellas de plástico PET totalmente reciclables. Los envases se ven, funcionan y se reciclan como el PET tradicional, pero dejan una huella menor en el planeta y sus recursos. 

“Hoy celebramos un hito dentro del portafolio de la compañía”, dijo Nancy Quan, Directora Global de Investigación y Desarrollo. “Nuestra visión era maximizar la tecnología innovadora, utilizando responsablemente materiales de origen vegetal para crear la primera botella de plástico PET totalmente reciclable del mundo hecha en su totalidad por materiales renovables. Estamos encantados de dar a conocer las primeras botellas en la Expo Internacional, una exhibición de clase mundial donde se celebra la innovación sustentable”.

Desde su lanzamiento en 2009, Coca-Cola ha distribuido más de 35 mil millones de botellas en casi 40 países usando su versión actual de los envases PlantBottle, elaborados hasta en un 30% con material de origen vegetal. El uso de los envases PlantBottle ha ayudado a ahorrar el equivalente a la emisión anual de más de 315,000 toneladas métricas de dióxido de carbono, según calcula Coca.

PlantBottle es el envase de alta calidad que esperan los consumidores, pero con el beneficio adicional de estar hecho de materiales renovables. Los envases se pueden usar en diversos tamaños y para diferentes productos como agua natural, agua mineral con gas, jugo y bebidas a base de té.

Actualmente, Coca-Cola utiliza la caña de azúcar y los residuos del proceso de producción de ésta para crear los envases PlantBottle. Ambos materiales cumplen con los criterios de sustentabilidad de la compañía para identificar los ingredientes a base de plantas para el material de PlantBottle. Estos criterios incluyen demostrar un buen desempeño ambiental y social, así como evitar impactos negativos en la seguridad alimenticia.