Desde hace seis años que Coca-Cola lanzó a nivel mundial su botella PET ecológica denominada PlantBottle, la cual es elaborada en un 30% a base de plantas. Este hecho es relevante pues para elaborarla reduce el consumo de productos derivados del petróleo. Pero no sólo eso, la PlantBottle es totalmente reciclable.

¿Pero cómo se logra fabricar? Se trata de un proceso que convierte a la caña de azúcar ya procesada y a la melaza (derivado de la producción del azúcar) en resina, una de las dos necesarias para elaborar el PET plástico. La otra resina es conocida como PTA y se deriva del petróleo.

En Coca-Cola sabemos que siempre podemos hacer más para convertir nuestros empaques en botellas con valor. Por ello seguimos invirtiendo e innovando en asociación con socios biotecnológicos para lograr en el corto plazo una botella PET hecha 100% de materiales basados en plantas. Y mientras llegamos a esta meta, hemos también aligerado el peso de las actuales botellas en 50%.


En aluminio y vidrio también somos ecológicos

Nuestros esfuerzos por generar envases amigables con la naturaleza también abarcan al aluminio y vidrio. Las botellas de nuestras bebidas hechas con estos materiales pesan un 30% y hasta 50% menos, respectivamente. A esto debemos sumarle la intensa campaña de reciclaje que ejecutamos en México conjuntamente con otras organizaciones civiles en más de 7 mil escuelas de 65 zonas metropolitanas.

El cuidado del medio ambiente nos toca a todos.