El agua es el elemento esencial para el desarrollo del ser humano. La cantidad, disponibilidad y acceso a ella determinan el nivel de crecimiento económico y sustentabilidad ambiental que un ecosistema puede alcanzar.

Y para Coca-Cola su cuidado es fundamental, por eso aplicamos un enfoque integral en el que, además de acciones directas sobre el uso eficiente del agua en nuestras plantas y procesos cotidianos, realizamos acciones puntuales para la recuperación forestal de zonas estratégicas del territorio nacional, principalmente en cuencas hidrológicas y áreas naturales protegidas.

Es por lo anterior que la estrategia de reforestación que llevamos a cabo, constituye una pieza fundamental en la ambiciosa labor de restauración ecológica.

Esto no es solamente por el foco en la plantación de un árbol y en el aseguramiento de su sobrevivencia o el mejoramiento de los suelos donde se encuentra, sino también en la conservación del agua mediante acciones puntuales y medibles que reportamos año con año en el informe del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha del Agua, mismo que ya está disponible en su edición 2015.

¿Cuál ha sido el resultado de todos estos esfuerzos, en los cuales participan otras entidades públicas, privadas y civiles? Que al día de hoy, reabastecemos a la naturaleza más del 100% del agua que utilizamopara elaborar nuestras bebidas y refrescos.


Por la sustentabilidad del agua

Nuestras acciones y logros por cuidar el agua, no son algo nuevo, datan de muchos años atrás, abarcando diversos ámbitos:

  • Desde 2002 a la fecha hemos disminuido su uso en un 32% en nuestras operaciones diarias.
  • Al día de hoy reabastecemos a la naturaleza más del 100% del agua que utilizamos para elaborar nuestros productos. Pero no sólo esto, sino que este logro lo conseguimos seis años antes de la meta que nos planteamos para 2020.

Es importante resaltar que el 100% de nuestras aguas residuales industriales son tratadas evitando con ello el uso de agua potable para estas y otras actividades.

Reabastecimiento

Para reabastecer el agua a los ecosistemas es necesario aplicar medidas integrales pero sobre todo atendiendo las características de cada zona o región. Por eso, en cada estado del país se llevan acciones diferenciadas a través de diversos programas, como el relativo a la captación y disponibilidad del agua.  



Los proyectos de captación de agua facilitan el acceso a ella y amplían la gama de actividades a realizar en tales territorios como: mantener cultivos agrícolas - dotados con sistemas de riego por goteo o riegos por micro aspersión-; continuar la crianza de ganado gracias a la formación de abrevaderos; aplicar la piscicultura como fuente alternativa de ingreso; y la satisfacción de algunas necesidades de higiene personal (lavado de ropa, limpieza de casa, baños y letrinas).

En este rubro de captación de agua se incluyen acciones como:

  • Creación de ollas captadoras de agua (21 de 2010 a 2015, beneficiando a 22,311 personas).
  • Instalación de techos captadores (414 de 2011 a 2015, beneficiando a 13,300 personas).
  • Construcción de cisternas comunitarias (262 de 2011 a 2015, beneficiando a 42,461 personas).

En varios casos, el agua captada con estos sistemas se ha convertido en el principal proveedor de los viveros comunitarios, lo cual minimiza el costo y eleva la eficiencia del riego.

Para descubrir más acciones al respecto con nuestro compromiso del cuidado del agua, sigue leyendo aquí.