El Programa Nacional de Reforestación y Cosecha del Agua es un esfuerzo conjunto de la Industria Mexicana de Coca-Cola, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y Pronatura México A.C.

A través de esta iniciativa se llevan a cabo múltiples acciones, pero un común denominador de todas ellas es que brinda oportunidades laborales y de empleos sustentables en las comunidades donde se llevan a cabo.

Iniciemos con la reforestación, la cual representa una alternativa social atractiva y competitiva. En esta actividad promovemos el aprovechamiento de las plantas y árboles entre las comunidades de varias regiones del país para que tengan ingresos económicos que mejoren su calidad de vida y permitan una convivencia sustentable con el hábitat.

En 2016 fueron reforestadas 2,948 hectáreas con la plantación de 2,564,959 millones de árboles, en la que participaron las comunidades, de las acciones donde generamos empleo es con la construcción de las ollas captadoras, las cuales facilitan la disponibilidad de agua. También impulsan la puesta en marcha de actividades agrícolas, ganaderas y de piscicultura o la instalación de huertos de árboles frutales.

El año pasado se construyeron cinco ollas captadoras con una capacidad de 162,750 m3. Asimismo, se rehabilitó una olla captadora y en ella trabajaron aproximadamente 60 personas. De 2008 a 2016 se han construido 26 con una capacidad de 832,010 m3.

Respecto a los viveros comunitarios también tenemos buenas noticias. Durante 2016 se produjeron en ellos 2,401,080 millones de plantas, representando un total desde 2011 a la fecha de 10,650,681 plantas producidas.

Estos viveros son pequeñas empresas administradas y operadas por miembros de la comunidad, en su mayoría mujeres. Los árboles y plantas que producen son utilizadas en los programas de reforestación y reposición de arbolado. Actualmente se cuenta con 16 viveros comunitarios que representan una excelente oportunidad de empleo y sustento para las que participan en familias. 

Cabe agregar que para el sostenimiento de un vivero comunitario con capacidad de producción de 250,000 plantas anuales se requieren de seis personas de tiempo completo y 10 personas eventuales por un periodo de tiempo. Un caso de referencia lo es el vivero Xuwita, ubicado en el Estado de Guanajuato y con capacidad de producción de 300,000 plantas anuales. Este vivero obtuvo el Premio Estatal al Mérito Laboral 2015 en el área de Sustentabilidad y Cuidado del Medio Ambiente.

Por otra parte, las cisternas comunitarias son dispositivos de almacenamiento que facilitan el riego de huertos comunitarios y la limpieza personal o del hogar de los habitantes de la comunidad. Están hechas de concreto hidráulico y su construcción se realiza en sólo un día gracias a la utilización de moldes prefabricados. Son colocadas, por decisión de la propia comunidad, en lugares que consideren importantes por su concurrencia y uso común. De 2008 a 20016 se construyeron 363 cisternas comunitarias beneficiando a 55,801 personas.

En la construcción de cada una participa un promedio de 15 personas, la Industria Mexicana de Coca-Cola de México apoya con los materiales y las comunidades ponen la mano de obra.