Cada vez más personas se suman al cuidado del medio ambiente a través de acciones que generen un menor impacto a nuestro entorno. Una de ellas es la de reducir el consumo energético de los lugares donde pasamos más tiempo y bueno, si eres estudiante permaneces más en algún espacio que te permite leer y estar tranquilo para concentrarte en la información que te ofrecen los libros.

Para convertir tu área de estudio en un espacio más verde no sólo debes colocar una planta decorativa, pero tampoco es una tarea titánica. Ten presente que cada pequeña acción cuenta y que sumadas generan grandes cambios.

Ahora, ¿qué puedes hacer para que tu área de estudio consuma menos energía?

  1. Instala focos ahorradores o luces LED, pues consumen menos energía y generan menos calor, así tampoco necesitarás el ventilador en esta época de temperaturas altas.
  2. Si usas una computadora o tableta, configura el economizador de energía del dispositivo para que entre en modo de reposo luego de un tiempo de inactividad. También ayuda reducir el brillo de las pantallas al 50% y apagar el monitor al tomar un descanso o al terminar de estudiar.
  3. Por las noches desconecta aquellos aparatos que no tengan alguna función continua de importancia: impresoras, equipos de sonido y escáneres, por ejemplo. Aunque no lo creas, consumen energía (muy poca, pero ocurre) por encontrarse en modo de espera.
  4. Cuando tus dispositivos móviles se hayan cargado completamente, desconecta el cargador pues este desperdicia energía aunque el aparato no esté enchufado.
  5. Elige como área de estudio aquellos espacios con grandes ventanas para que aproveches la luz solar como fuente de iluminación principal a lo largo del día (más ahora que tenemos el horario de verano).
  6. Ahora, ¿por qué no salir a estudiar o leer en un área verde común o un parque público? Además de ahorrar energía, disfrutarás del clima y verás lo reconfortante que es hacerlo al aire libre.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos comprometidos con el cuidado y respeto al medio ambiente, por ello el 26% de la energía eléctrica usada en nuestras plantas embotelladoras proviene de fuentes renovables como la eólica y biomasa.  Además, en 2011 obtuvimos la certificación LEED, que en español significa: Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental para nuestro edificio corporativo.

Súbete con nosotros al cuidado del medio ambiente con un estilo de vida amable con tu entorno para llegar al México que todos queremos. Hagamos de éste, un país sustentable. ¡Súmate a #YoMeSubo!