¿Sabías que aún existen comunidades en las que la única fuente de sustento de las familias son los bosques? Ante este panorama, la deforestación representaría que las personas tengan menos leña para preparar su comida.

En apoyo a esos espacios donde este recurso se utiliza, es necesario cuidar los bosques, por eso la Industria Mexicana de Coca-Cola implementa el Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua (PNRCA), en el que colaboran la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la asociación civil Pronatura México.

El PNRCA tiene un interesante proyecto de instalación de estufas ahorradoras de leña en lugares donde la madera se usa para cocinar. Lo que se pretende es disminuir su uso en las zonas que ya han sido restauradas.

¿Qué es una estufa ahorradora de leña?

Una familia rural promedio usa 5 kilos de leña al día en fogones, los cuales llenan las casas de humo y podrían provocar enfermedades respiratorias. Para contrarrestar los efectos negativos en su salud, este programa busca sustituir estos fogones tradicionales por estufas que tienen importantes beneficios:

  • Reducen entre 30 y 60% el uso de leña.

  • Aprovechan mejor la madera porque generan más calor.

  • Disminuyen la extracción de recursos de los bosques y permiten su recuperación.

  • Impulsan la protección de bosques y selvas de México.

  • Ayudan a la conservación de los recursos naturales.

  • Reducen la emisión de gases de efecto invernadero.

  • Son más adaptables porque la gente decide dónde colocarlas y así se evita que el humo tenga contacto con las personas.

  • Su costo de construcción es bajo.

  • Reducen el riesgo de quemaduras.

  • Bajan las cargas del trabajo por recolección de leña.


Su funcionamiento es muy sencillo: se construye una cámara hueca de cemento, ladrillo, tabique o bloc, mientras que en la parte superior se coloca una chimenea que lleva el humo del interior de la cámara de combustión hacia arriba. Al estar cerrada, no abierta como un fogón, se aprovecha mejor el calor y usa menos leña.

La Industria Mexicana de Coca-Cola se ha fijado la meta de instalar 179 estufas ahorradoras de leña durante el noveno año de ejecución del PNRCA, lo que representa miles de kilos de madera salvados anualmente para conservar nuestros bosques y permitir que se repongan al usar menos cantidad de sus recursos.