Durante los últimos 50 años, acciones como el uso desmedido del auto, el incremento de la población o el uso de tecnología no amigable con el entorno, entre otras, han provocado el cambio climático en el planeta. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla modificaciones en fenómenos metereológicos, suministro de alimentos y sistemas de abastecimiento de agua.

Conscientes de la importancia de contrarrestar estos efectos para el desarrollo ambiental, en la Industria Mexicana de Coca-Cola llevamos a cabo acciones específicas para la conservación del agua, un manejo responsable de la energía y el desarrollo de empaques sustentables.

En específico, con el Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua (PNRCA) se ha logrado:

  • Devolver a la naturaleza más del 100% del agua que utilizamos en la elaboración de nuestros productos.

  • Tratar 100% de las aguas residuales industriales para reusar en riego de jardines, lavado de vehículos y donación a comunidades.

  • Habilitar a la fecha, 21 ollas captadoras de agua de lluvia con una capacidad mayor a 741 mil m3.

  • Implementar 414 techos captadores de agua pluvial.

  • Disminuir 34% el uso de agua en las plantas embotelladoras en comparación al año 2002.

Acciones que marcan la diferencia

Para fomentar el manejo responsable de la energía, somos pioneros en el uso de equipos que usan CO2 (dióxido de carbono) como refrigerante natural, lo que permite reducir en un 99% las emisiones directas de gases de efecto invernadero. Nuestros logros en el tema de refrigeración se complementan con el objetivo más reciente fijado por la Compañía: para reducir la huella de carbono en un 25% para el año 2020.

Actualmente, procesamos casi la mitad del PET que se recicla en México a través de nuestras dos plantas de reciclado de PET grado alimenticio: IMER, la primera construida en América Latina y PetStar, la más grande del mundo.

Desarrollamos empaques sustentables elaborados con materiales reciclados o provenientes de fuentes renovables. PlantBottleⓇ fue la primera botella de PET hecha con 30% de subproductos de plantas, es 100% reciclable y tiene una huella de carbono 20% menor.

Además, hemos restaurado más de 60 mil hectáreas y plantado más de 68 millones de árboles estableciendo una estrategia integral que contempla tres ejes: reabastecer, reducir y reciclar.

¿Sabías que si pusiéramos en una línea todos los árboles plantados dentro del PNRCA podrían darle cinco vueltas a la Tierra por la línea del ecuador?

Desde hace unas décadas el calentamiento global es un tema que nos ocupa a todos, por eso en la Industria Coca-Cola contribuimos con acciones para el desarrollo sustentable que marcan un cambio constante. No te quedes fuera y súmate desde casa para generar un cambio juntos.