Como consumidores podemos hacer mucho para que el reciclaje de envases de PET grado alimenticio sea más efectivo y eficiente; lo que implicaría que cada vez más empaques sean aprovechados a un menor costo, en un lapso de tiempo reducido y disponiendo de pocos recursos.

Es importante mencionar que nuestras botellas de PET son reciclables al 100% y pueden reaprovecharse infinidad de veces.

Los cuatro pasos para el reciclaje

Para que seas parte de nuestro esfuerzo por cuidar el medio ambiente, en la Industria Mexicana de Coca-Cola queremos compartir contigo el Círculo Virtuoso del Reciclaje que se compone de cuatro sencillos pasos capaces de darle vida a una nueva botella.

Vacía: una vez que disfrutamos nuestra bebida, debemos asegurarnos que al interior de la botella no queden remanentes de líquido. Además, es importante no introducir basura o desperdicios dentro de los envases, en otras palabras, deben quedar completamente vacías.

Tampoco es necesario que laves su interior; debes saber que una botella de PET vacía requerirá de menos ciclos de lavado o limpieza en las plantas recicladoras, lo que implicará  ahorrar agua, energía eléctrica y otros insumos relacionados.

Comprime: en The Coca-Cola Company desarrollamos la botella Eco-Flex, que presenta un grosor reducido para emplear menos material plástico en su fabricación y, además, facilite su aplastamiento. Obviamente, todo ello sin afectar sus características de solidez y ergonomía.

Sólo asegúrate de aplastarla o comprimirla lo más que puedas. Con tal acción el envase ocupará menos espacio y, por lo tanto, podrá transportarse un mayor volumen de envases comprimidos al mismo tiempo, lo que genera ahorros en los traslados.

Tapa: por un tiempo existió la costumbre de quitar la tapa a los envases, pues se creía que de esa forma el reciclaje de las botellas de PET sería más sencillo. En la actualidad, la realidad es que, para reaprovechar todo el material, deben estar juntos. Así que, luego de comprimir, es necesario cerrar la boca del recipiente.

Deposita: el último paso consiste en depositar el envase de PET comprimido y con su tapa en los contenedores de basura que le correspondan. Si tienes a la mano botes especiales para este tipo de residuos, no dudes en colocarlos en ellos.

Promueve entre amigos y familiares el ser parte de la cadena de reciclaje aplicando estos sencillos pasos para que, luego de un tiempo, esta forma de cuidar el medio ambiente se vea fortalecida.

Impulsamos el reciclaje en serio

En la Industria Mexicana de Coca-Cola  estamos comprometidos con el cuidado al medio ambiente y por ello, impulsamos el reciclaje del PET. Nuestras dos plantas recicladoras, IMER y PetStar, tienen la capacidad de procesar hasta 85,000 toneladas de envases al año.

De esta manera nos hemos convertido en el mayor reciclador de PET en América Latina. De hecho, el material que reaprovechamos cada año equivale a más de 4,100 millones de botellas, con las que se podría llenar 3 veces el Estadio Azteca (es prácticamente la mitad del PET que se recicla en México).

Ahora es tu turno de formar parte del Círculo Virtuoso del Reciclaje para ayudarnos a construir un México más sustentable para ofrecer un mejor futuro a las siguientes generaciones.