En Coca-Cola nos fijamos el compromiso de devolver el 100% del agua que utilizamos en la elaboración de nuestros productos y hemos alcanzado ya esa meta a nivel global. Con este objetivo, desde el año 2007, en la Industria Mexicana de Coca-Cola, comenzamos la implementación  del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua, en colaboración con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la asociación civil, Pronatura México.

Es así que mediante un grupo de acciones específicas como la reforestación, la captación pluvial y diversos programas productivos en comunidades, el día de hoy, se pueden observar logros notables.

Trabajar en la implementación de estrategias integrales que permitan la protección, conservación y cuidado de los ecosistemas, así como de los recursos naturales, es uno de los mayores compromisos de nuestra Compañía. Ya que a largo plazo, esto se verá reflejado en una contribución considerable para mitigar el cambio climático, además de llevar el desarrollo sustentable en muchas comunidades.

Actualmente, de acuerdo con el Informe Anual 2015 del Programa Nacional de Reforestación, se han obtenido notables logros de los que podemos enumerar:

  • Más de 60,000 hectáreas restauradas

  • Más de 68 millones de árboles plantados

  • Más de 44,000 hectáreas reforestadas con mantenimiento

  • Para conocer todos los resultados da clic aquí

Fieles a nuestro compromiso de regresar a la naturaleza lo que utilizamos día con día, hicimos de la reforestación y la captación pluvial, un círculo virtuoso que impulsa el desarrollo comunitario y el cuidado ambiental.

Todo comienza por el mantenimiento de diversas zonas forestales. Esta labor consiste no sólo en plantar árboles. Uno de sus puntos medulares, consiste en la labor de sensibilización de las comunidades que lo adoptan. De esta manera, se deja bien claro que el impacto que tienen los árboles y las plantas, es un proceso inconcluso sin la disponibilidad del agua y el bienestar de la región.

Quizás la acción más visible a todas luces es la reforestación. Este proceso es parte esencial de las acciones para la restauración ecológica. Para su éxito, es fundamental que la calidad del suelo donde se lleve a cabo, tenga un tratamiento óptimo que permita el crecimiento de la vegetación reforestada deseada.

Paralelamente, existen los viveros comunitarios. Éstos, son un ejemplo de convivencia con el medio ambiente y funcionan como detonadores de la economía y el desarrollo de las comunidades. Esto los convierte en una pieza clave dentro de un círculo virtuoso, permitiendo que sean proveedores de insumos para las labores de recuperación forestal del programa.

Platiquemos también acerca de las ollas captadoras de agua pluvial. Una infraestructura fundamental que provee de recursos líquidos a aquellas comunidades que presentan dificultades para la obtención del agua. Donde antes se necesitó un gran esfuerzo para obtener agua, hoy la lluvia provee el líquido como parte de su ciclo natural.

También es necesario comentar acerca de las cisternas comunitarias. Dispositivos de almacenamiento instaladas en lugares con gran escasez de agua para satisfacer las necesidades domésticas de la mayor cantidad de gente posible. Es así como el riego de huertos comunitarios y la limpieza personal de los habitantes ahora es más accesible, permitiendo el desarrollo.

En ese mismo sentido, los techos captadores y los huertos de traspatio, impulsan la recuperación forestal y su subsecuente recarga de agua subterránea, al desviar la necesidad de utilizar los bosques y sus recursos para actividades económicas no sustentables. Estos son concebidos como pequeñas empresas familiares, que generan hortalizas para el autoconsumo de las comunidades que las trabajan.

Es así como en la Industria Mexicana de Coca-Cola, entendemos que si la naturaleza nos lo ha dado todo, debemos respetarla y devolverle lo que tomamos de ella. Y para eso, el paso fundamental es el compromiso.