La economía sustentable es un concepto que ha tenido mucho impulso en épocas recientes gracias a la ONU y a otras organizaciones internacionales. Éste se define como: “la satisfacción de las necesidades de la generación actual, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras”. Y uno de sus pilares fundamentales es el cuidado del agua.

Acciones en el uso del agua, tales como el ahorro y el manejo adecuado de este recurso, pueden cimentar las bases de una economía verde, como también se le conoce. Misma que permita hacer de cada una de nuestras ciudades, urbes más sustentables. Tal como se planteó en la Conferencia de las Naciones Unidas acerca del Desarrollo Sustentable: Rio+20.

Por ejemplo, “una economía verde” pone especial énfasis en aprovechar las oportunidades de desarrollo dentro de los sectores que se apoyan en los recursos naturales, transformándolos en distintos bienes de consumo, pero que al mismo tiempo que gestionan su regeneración en el medio ambiente del que son extraídos. No sólo cuidando la naturaleza, sino también creando trabajos y prosperidad.

En ese sentido, compartimos contigo que en la Industria Mexicana de Coca-Cola sabemos lo importante que es cuidar el medio ambiente y por ello impulsamos el Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua, a través del cual logramos la restauración ecológica en diversas zonas de todo el país y, con ello, devolver a la naturaleza más del 100% el agua que usamos en nuestros productos.

Además de ello, se han puesto en marcha 15  viveros comunitarios, con el propósito de producir plantas endémicas de las regiones en donde estos se encuentra y ayudar en la recuperación de bosques. Los cuales también son una fuente de trabajo para las comunidades que los administran.

Tomemos en cuenta que la gestión apropiada del vital líquido, resulta fundamental en una economía de este tipo. Y es que, como lo explica la Guía para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, publicada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, a la vez que se protegen los ecosistemas de agua dulce, se incrementa el desarrollo social y la prosperidad de todas las comunidades que ponen en práctica estas recomendaciones.

Los beneficios de una economía verde

La aplicación de una economía verde es distinta para cada comunidad. Como se detalla en el documento ‘La transición hacia una Economía Verde’, redactado por la Reunión del Comité Preparatorio de la Segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo sustentable, algunos métodos y beneficios para cada una de ellas son:

  • Impacto en ciudades: algunos grupos de ciudades con infraestructura compartida, pueden reducir el uso de recursos naturales como el agua, aprovechando su concentración de población.
  • Agricultura sustentable: en una economía verde, se asegura la producción de alimentos utilizando los menos litros de agua posible. Optimizando incluso los valores de nutrición en los alimentos, por cada gota de agua gastada en su producción.
  • Empleo verde: en este tipo de economía, los trabajos buscan eficientar sus operaciones para disminuir el consumo del líquido y la producción de dióxido de carbono.
  • Industria sustentable: todas las empresas productoras mejoran sus infraestructuras y procesos de gestión para prevenir la sobreexplotación y contaminación de este líquido y otros recursos.

Como es de esperarse, aplicar estos cambios no es algo repentino. Se necesita planeación, dedicación y empatía de parte de quien busca ponerlos en práctica. Sin embargo, los resultados que se consiguen con el tiempo, pueden lucir impactantes. Ejemplos como el impulso a comunidades, el uso de edificios sustentables y difundir este modo de vida de manera cotidiana, son prueba de ello.

Es claro que para la transición hacia una economía sustentable en materia de agua, se requiere de un cambio de paradigmas. De hecho, sólo con la participación diaria de cada uno de nosotros, se puede producir un cambio gradual capaz de producir un  impacto en el medio ambiente.

Algunos de estos pasos son mencionados en la conferencia de la ONU: “El agua en la economía verde en la práctica”, de los cuales destacan:

Únete a esta tendencia y sé parte de #YoMeSubo para encaminarte rumbo a un estilo de vida sustentable. Sólo aprovecha los recursos necesarios para cada jornada a fin de que podamos construir el México sostenible que todos queremos.