Si rara vez te falta el agua en casa, ¡de verdad tienes privilegios! Porque según la Organización de las Naciones Unidas, 884 millones de personas en el mundo no tienen acceso a ella, por lo que deben recorrer grandes distancias para conseguirla. ¿Cómo cuánto? Digamos unas 400,000 horas al año, como es el caso de algunos habitantes de África, según la UNICEF.

Los que sí gozamos de este recurso natural parece que nos estamos excediendo en su uso, pues de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos  (USGS, por sus siglas en inglés) se calcula que cada ser humano usa de 300 a 378 litros de agua al día, lo que se convierte en más de 130,000 litros al año.

¡Con esa última cantidad llenaríamos 6,500 garrafones de 20 L!

No obstante, la ONU señala que para cocinar y para nuestra higiene personal, cada uno de nosotros requiere sólo de 50 a 100 litros diarios.

Con esta tabla comparativa, te harás una mejor idea de cuánta agua estamos desperdiciando.

Actividad

Litros usados al año, por persona

# de garrafones de agua (20 L c/u) que se podrían llenar

Ducha de 10 minutos

69,000

3,450

Lavar la ropa en lavadora (no ahorradora de agua)

55, 267

2,763

Lavar trastes

11,053

552

Lavarse los dientes en 4 minutos

5,475

273

Con información del Perth Residential Water Use Study 2008/2009

¿Imaginabas que un solo individuo podía consumir tanta agua? Quizás estas cifras puedan reducirse haciendo cambios significativos como los que te contamos a continuación:

En la cocina

  • Remoja unos minutos tus trastes, en lugar de dejar que el agua corra en el lavabo mientras tratas de quitar la comida que se quedó pegada. ¿Sabías qué…? Se podrían producir 51 kg de tomate rojo con el agua que gastamos en un año lavando los trastes.
  • Si prefieres el lavavajillas, opta por uno de bajo consumo de agua y electricidad. También es mejor que esté lleno de platos sucios para ponerlo a trabajar, no sólo con dos o tres.
  • Elige tamaños adecuados de ollas y sartenes para usar la menor cantidad de agua posible al cocinar.

Baño y lavandería


  • Trata de que tus duchas sean más cortas, alrededor de 5 minutos. ¡Seguro lo puedes lograr! Piensa que con el agua que ahorras en un año, podríamos cubrir casi por 5 años el consumo básico que un africano hace de este recurso, lo que equivale a 34,500 L.
  • Cuando te cepilles los dientes, recuerda cerrar el grifo y usar un vaso con agua para hacer el enjuague.
  • Adquiere una regadera de bajo flujo y cierra la llave cuando te enjabones o apliques el champú.
  • Consigue inodoros de doble descarga. Hay dos botones, uno con mayor presión que el otro.
  • Revisa que no haya fugas en tu excusado y no lo uses como bote de basura.
  • Aprovecha una misma carga en la lavadora para echar la mayor cantidad de ropa que indique el instructivo.
  • Para que el agua se convierta en tratable y reutilizable, elige detergentes biodegradables.

Auto y jardín

  • Riega tu jardín en la mañana o en las noches, cuando hace menos calor para que el agua no se evapore tan rápido. Hazlo unas dos veces por semana, a profundidad y en época de lluvias suspende el riego.
  • No laves tu auto a “manguerazos”, usa una cubeta con agua y algo para tallar y secar.

Así es, acciones tan simples y cotidianas como las anteriores podrían hacer que te conviertas en un verdadero protector del agua. Ahora te toca a ti tomar consciencia de lo importante que es cuidarla y que más personas se beneficien de ella.

Mientras tanto, nosotros también seguiremos regresando a la naturaleza toda el agua que utilizamos para nuestros los productos, a favor del compromiso que tenemos con el medio ambiente.

Y como tú, en la Industria Mexicana de Coca-Cola nos sumamos al uso eficiente de este recurso y por ello redujimos en un 34% el uso de agua en nuestras operaciones diarias en comparación con el año 2002. Además, devolvemos a la naturaleza más del 100% del agua que utilizamos en nuestros productos a través del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua.

Te invitamos a promover una cultura del buen uso del agua, cuidemos mejor nuestros recursos para crear un entorno más sustentable. Anímate y di: #YoMeSubo porque al México que queremos, llegamos entre todos.