El pasado 6 de agosto, decenas de colaboradores de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) y sus familiares acudieron a reforestar 4.5 hectáreas del Parque Nacional Cerro de la Estrella, ubicado en la delegación Iztapalapa de la Ciudad de México.

A pesar del intenso calor, el entusiasmo de los asistentes esta, una de las muchas Jornadas de Reforestación que realizamos a lo largo del país, no decayó. Todos ellos escucharon atentamente las instrucciones que voluntarios de Pronatura México ofrecieron para la siembra de 3,500 plantas de palo dulce y cazahuate, dos arbustos propios de la zona

Los integrantes de familias enteras buscaban el mejor lugar para sembrarlos, aportando su granito de arena sin importar su edad. Por ejemplo, el pequeño Carlos Navarrete, de 9 años, sonriendo mientras enterraba la pala, nos compartió que sentía “felicidad plantando arbolitos, porque nos dan oxígeno y un poco más de vida”.

Respecto a esta acción, Vivian Alegría, Directora de Asuntos Comunitarios y Fundación Coca-Cola, enfatizó que esta Jornada fue una muestra de lo que la compañía realiza a nivel nacional; recordó que en nuestro país se han sembrado 74 millones de árboles que ayudarán a que nuestro planeta sea sustentable, “contribuyendo así a tener y mantener las fuentes de agua limpias”.


 

Esfuerzo ininterrumpido

La Industria Mexicana de Coca-Cola está comprometida con el cuidado al medio ambiente y a través de Fundación Coca-Cola han organizado jornadas de reforestación dentro del marco del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua. Antes de cada acción, se localizan los lugares ideales para la filtración de agua hacia los mantos acuíferos, se elige el tipo de árbol y la temporada idónea para ser plantado.

Tras 8 años de haber establecido el compromiso, se han sembrado 74 millones de árboles en casi 64 mil hectáreas de suelo mexicano, ayudándonos de esta manera a devolver más del 100% del agua utilizada para cuidar nuestro medio ambiente y construir un planeta mejor.