Es un hecho que realizar ejercicio de forma constante podría ayudarnos a tener una mejor salud, por consiguiente obtendremos beneficios para nuestro cuerpo, mente y organismo.

Otra cosa que amarás de la bicicleta es que dejarás de estar horas detenido en el tráfico y tu bolsillo te agradecerá al ahorrar lo destinado para un auto o motocicleta, asimismo, gozarás de un bienestar integral al viajar en bicicleta, con esto nos referimos a que contribuirás a disminuir factores externos que afectan no solo a ti, sino también a una parte fundamental del planeta: el medio ambiente.

Borra tu huella… de carbono

Existen muchas razones para comenzar a rodar en bici, además de los beneficios personales que ya comentamos, están los que al planeta le ayudarán considerablemente:

  • Sin combustibles fósiles: La bicicleta es un modo de transportación libre de contaminación. Por cada 10 kilómetros que uses este vehículo disminuyes cada año mil 500 kilogramos de emisiones de gases de efecto invernadero, causados por la emisión de gases como el dióxido de carbono (CO2) y el metano, producto de la actividad económica humana.

  • Reducción de contaminación: Un estudio del Instituto para el Transporte y el Desarrollo de Políticas (ITDP) en conjunto con la Universidad de California Davis demostró que un aumento en el uso de las bicicletas podría para el 2050 ahorrarles a las ciudades 10% de las emisiones de CO2 del transporte.

  • Cero congestión vehicular: Los atascos de automóviles en las calles son tan dañinas para ti como para el medio ambiente, ya que son los momentos en los que más se generan emisiones de gases de efecto invernadero.

  • En silencio: El ciclismo es también respetuoso con medio ambiente al no generar ruido, como el del claxon del auto o motores, y contribuye al aumento de la contaminación acústica, la cual podría provocar problemas de estrés, oído o desorden en el sueño.

  • La fabricación: Esto es uno de los mayores pros de una bicicleta para la ecología, porque la manufactura de un coche nuevo genera tanta contaminación de CO2 como el conducirlo.

Ya tienes suficientes y muy buenos motivos para comenzar a moverte en bicicleta y al mismo tiempo tener un recorrido amigable al observar los paisajes que te rodean, pero antes es necesario que sepas desplazarte de manera segura.

Ahora sí, tu bici y tú serán los mejores aliados para cuidar el medio ambiente, mientras recorres esos caminos sobre ella, acompaña cada momento con uno de nuestros productos y ahora sí, ¡a pedalear se ha dicho!