Además de la Independencia de México, cada 16 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, -la cubierta atmosférica que protege a la Tierra de la parte nociva de los rayos solares- y en la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos comprometidos con acciones que ayuden a conservarla.

Por ejemplo, en el área de transporte y distribución, el Sistema Coca-Cola se integró al programa Transporte Limpio, una iniciativa de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), con el apoyo de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), y se encarga de implementar estrategias, tecnologías, capacitación y planes de acción enfocados en una movilidad más eficiente, segura y sustentable.

Por eso establecimos alianzas con el sector automotriz para apoyar el desarrollo de tecnologías que hagan que nuestros vehículos sean eficaces y respetuosos con el medio ambiente.

Además, Coca-Cola FEMSA comenzó a introducir vehículos eléctricos a su flotilla con el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Se trata de autos con motor 100% eléctricos capaces de recargarse totalmente en 8 o hasta 10 horas.

Refrigeradores eficientes

Con la instalación de equipos que usan CO2 como refrigerante natural evitamos las emisiones directas de gases de efecto invernadero (GEI) en un 99%. Somos pioneros en impulsar acciones que generaron un ahorro de más de 60 millones de kWh, solo en 2016. Esta cantidad de energía equivale al consumo total de la electricidad que usan 4 mil 461 casas por un año.

Disminución de la huella de carbono

El concepto huella de carbono se refiere al recuento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que realizamos cada día al ir a la escuela, el trabajar o, incluso, cuando compramos algún producto en el mercado.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola queremos reducir nuestro impacto en el medio ambiente y reducir el CO2 a través del uso de calderas y motores más eficientes, el aprovechamiento de la iluminación natural, uso de focos LED y aislamiento de tuberías.

Los resultados son claros: solo en 2016, el 31% de la electricidad que usamos en nuestras plantas, provino de fuentes de energía renovables (5% más que en 2015). Nuestro compromiso con el cuidado al medio ambiente queda demostrado con este tipo de acciones y resultados.

Desde 2010, en la Industria Mexicana de Coca-Cola se sigue el indicador de Eficiencia Energética en las plantas embotelladoras. Asimismo, trabajamos con la World Wildlife Fund (WWF) en el programa integral esKO10, el cual certifica el cumplimiento de acciones que nos ayudan a reducir el consumo de energía y disminuir la generación de CO2.

Nosotros estamos trabajando para que la capa de ozono siga recuperándose, ¿y tú? Sé parte de nuestro esfuerzo a través de la reducción de tu huella de carbono.