En las grandes ciudades estamos tan acostumbrados a que sólo giramos la llave y el agua comienza a correr al momento de bañarnos, lavarnos las manos o para preparar algunos de nuestros alimentos. Para que siempre sea así, es importante que tomemos acciones a fin de convertirnos en verdaderos protectores del agua.

Es importante hacer esfuerzos innovadores para fomentar la cultura y el respeto del agua, pues de ella depende la seguridad alimentaria, la salud y las oportunidades de crecimiento que tengamos como sociedad.

Ante las continuas amenazas de la contaminación, el cambio climático y la escasez de este líquido vital, no es suficiente vigilar que las llaves queden cerradas después de utilizarlas y sustituir la manguera por cubeta y jerga para lavar el auto; hoy en día tenemos muchas opciones para adaptar en el hogar, las escuelas o espacios públicos: reductores o economizadores de flujo para regaderas, mezcladoras para cocina, herrajes para escusados, aireadores o aditamentos para reducir el consumo.

¡Convirtámonos en protectores del agua con ayuda de CONAGUA!

  1. Cierra la llave del agua mientras te cepillas los dientes o te enjabonas las manos. ¡Una familia puede ahorrar hasta 40 litros al día!
  2. Disminuye el tiempo que dedicas a bañarte y/o al rasurarte; entre 5 y 7 minutos deberían ser suficientes. Procura cerrar la llave mientras enjabonas tu cabello y cuerpo.
  3. Arregla los grifos si están goteando y aprovecha para Instalar dispositivos ahorradores que controlen el flujo de agua en la regadera y las llaves.
  4. Súbete a cuidar el agua reportando fugas en vías públicas, para evitar su desperdicio. Puedes revisar en tu recibo del agua cuál es el operador de este líquido en tu localidad.
  5. Junta los trastes de las comidas del día, remójalos una sola vez y cierra la llave. Luego enjabónalos todos y, al terminar, enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.
  6. Una forma de cuidar el agua es también usando detergentes biodegradables para lavar los trastes, la ropa y casa en general (con ello se permitiría que el agua fuera reutilizable y tratable).
  7. Riega tus plantas o jardín durante las noches o muy temprano por la mañana, eso evitará que el agua se evapore cuando el Sol salga.

¿Quieres más ideas para convertirte en un verdadero protector del agua? ¡Da clic aquí!

Al igual que tú, en la Industria Mexicana de Coca-Cola nos sumamos a las acciones que ayudan al cuidado del medio ambiente y por ello redujimos en un 34% el uso de agua en nuestras operaciones diarias en comparación con el año 2002. Además, devolvemos a la naturaleza más del 100% del agua que utilizamos en nuestros productos a través del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua.

Recuerda que las pequeñas acciones generan grandes cambios. Te invitamos a promover una cultura del buen uso del agua, seamos respetuosos con la naturaleza y cuidemos mejor nuestros recursos para crear  un entorno más sustentable. Anímate y di: #YoMeSubo porque al México que queremos, llegamos entre todos.