Una de las principales razones por la que los turistas aman visitar México es por sus playas y es que, para muchos, en nuestro país se encuentran algunas de las más paradisíacas del mundo.

Al ser un atractivo internacional, el Gobierno mexicano, a través de las Secretaría de Salud, Medio Ambiente, Turismo y Marina, trabajan en conjunto para mantener que siempre sepamos cómo están nuestros márgenes costeros vía el Programa de Playas Limpias.

En ese sentido, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) lanza a la gente algunas recomendaciones para proteger nuestros litorales. Entre ellos se encuentran:

No dejes residuos en la playa: Cuando vayas a disfrutar del mar regresa a casa con todo lo que llevaste (incluso los residuos). Esto impedirá que estos espacios queden contaminados.

No lances objetos al agua: Lanzar botellas con mensajes o tus empaques vacíos son acciones que más que ayudarte a comunicarte con alguien o quitarte una responsabilidad, va a impactar en la salud de la flora y fauna marina.

Por nuestra parte, te sugerimos...

Ayuda a recoger la basura: Si te encuentras algo de basura en calles cercanas a la playa o en la arena, sé parte de la solución y llévala a los botes correspondientes para así mantener nuestros paraísos completamente limpios.

Fortalece la cadena de reciclaje: Para lograr que tus botellas de PET sean recicladas no olvides vaciarlas, aplastarlas, comprimirlas y depositarlas en los contenedores correctos de desechos.

Promueve un estilo de vida sustentable: Difundir entre familia, amigos y conocidos acciones en favor del medio ambiente nos ayudará a reducir la huella ecológica que, como sociedad, depositamos en nuestro entorno.


Mantener nuestras playas limpias no es tan complicado si cada uno de nosotros pone un granito de arena para cuidar nuestro medio ambiente. Sólo hay que aceptar este compromiso que nos beneficia directamente, pues al final del día, en realidad estamos cuidando nuestro hogar: La Tierra.