¿Estresado? No le dejes todo al yoga para sentirte mejor, ¡pasar tiempo con tus amigos, podría ser una solución para relajarte! Y es que convivir con tus personas favoritas podría hacerle bien a tu cuerpo y mente.

Sí, como lo oyes, la amistad puede darte una serie de beneficios de los cuales seguramente no tenías ni idea. Aquí te explicamos algunos:

Escudo protector: Para confirmar el impacto positivo que tienen los amigos para tu salud, un estudio de la Brigham Young University afirma que las buenas conexiones sociales podrían mejorar las probabilidades de superar algunas enfermedades en un 50%. Sí, ello demuestra tu naturaleza como ser social y lo bien que te hace estar rodeado por personas afines a ti.

Adiós, depresión y estrés: Debes saber que convivir con amigos influye en tu manera de apreciar la vida y afrontar todo tipo de problemas. Así se puede reducir el estrés y el riesgo de depresión, de acuerdo a una publicación de la Harvard Medical School.

Te ayudan a procurar tener una mejor alimentación: Aunque no lo creas, tus amigos contribuyen en la manera que comes. Y es que según un artículo de la New England Journal of Medicine tu círculo más cercano (amigos y familiares) puede hacer que tu régimen nutricional cambie. Si ellos llevan un estilo de vida saludable, es muy probable que tú también lo adoptes.


Olvídate de los breves saludos de elevador: Más allá de la típica conversación corta, un estudio de la Washington University in St. Louis y la University of Arizona afirma que las charlas profundas y enriquecedoras, que generalmente se tienen con los amigos más cercanos, influyen en la felicidad de las personas, ¡por lo que construye más lazos duraderos!

Por eso, si quieres aprovechar al máximo tus amistades, date la oportunidad de crear espacios para disfrutar de estas conversaciones y ten más reflexiones compartiendo una Coca-Cola bien fría y su delicioso, refrescante y revitalizante sabor. ¿Suena atractivo, verdad?

¿Quién iba a decir que tener amigos era tan benéfico? Ahora, si lo ves a la inversa, ¿te imaginabas estar haciendo todo ese bien a tu círculo más cercano?

¡Que viva la amistad!