Por increíble que parezca, el nombre de nuestra icónica bebida es tan famoso y querido alrededor del mundo, que ha servido para bautizar algunos espacios donde la gente se reúne a compartir su refrescante sabor.  ¡Conoce los sitios llamados Coca-Cola en distintas latitudes!

Una playa con mucho sabor

No tan lejos de México, en Puerto Cortés, Honduras, está la Playa Coca-Cola, un lugar representativo de este destino.

Se ubica muy cerca de la comunidad de La Cieneguita y es uno de los puntos más visitados por el turismo que acude a ese puerto. La zona cuenta con diversos restaurantes, ideales para pasar un momento refrescante e inolvidable.

Este lugar obtuvo su peculiar nombre debido a que uno de los principales depósitos de nuestra refrescante bebida se encuentra precisamente en ese sector. Y es que, ¿qué mejor pretexto que el calor de la playa para compartir una Coca-Cola bien fría con los amigos?

Diversión para todos los gustos

Del otro lado del mundo, existe la Coca-Cola Plaza, un complejo comercial ubicado en Tallin, la capital de Estonia. Destaca por ser el mayor centro comercial de la ciudad, pues alberga 11 salas de cine e infinidad de tiendas, boutiques y restaurantes, entre otros.

Además, la zona en la que se encuentra se considera el epicentro comercial de la ciudad, ya que está rodeada de oficinas, hoteles, tiendas y grandes almacenes, por lo que es referente de entretenimiento de calidad.

Desde su apertura el 10 de marzo del 2001, ha recibido a millones de visitantes y por su nombre es inevitable que se acompañen las películas con unas palomitas y el sabor de Coca-Cola.

Delicias típicas

De vuelta a Latinoamérica, en el Mercado Central de San José, Costa Rica, se encuentra una de las paradas más obligadas del lugar: la Soda Tapia. El equivalente a una tradicional fonda, con más de 120 años de historia deleitando paladares con platillos típicos de la región.

La Tapia fue el primer local en destacarse luciendo un gran anuncio relacionado con nuestra refrescante bebida, así que desde entonces la gente lo bautizó con el sobrenombre de “Mercado Coca-Cola”.

Ana Isabel Tapia, una de las actuales propietarias, revela que Coca-Cola llegó a su restaurante en 1942, cuando comenzó a ser embotellada en Costa Rica. Desde aquel momento, para anunciar que se contaba con esta bebida en el menú, se colocó un anuncio que enmarca el nombre de la fonda junto a la botella contour.

Brasil y sus particulares litorales

Resulta que en Brasil existen un par de cuerpos de agua que, si bien su nombre oficial nada tiene que ver con nuestra marca, las personas los identifican con nuestro sabor. El Araraquray y la Baía Formosa son llamados: Lago de Coca-Cola y Laguna de Coca-Cola -respectivamente- por las personas, pues el color del líquido es del mismo tono que el de nuestra refrescante bebida.

Y sí, los turistas y los lugareños acuden a ambos espacios a relajarse y refrescar sus días calurosos. ¿Coincidencia? ¡No lo creemos!

Coca-Cola es una de las marcas más conocidas del mundo y llega a más de 200 países, pero nuestra conexión con la gente ha llegado a niveles insospechados, tanto que hay sitios rebautizados con el nombre de nuestra icónica bebida.

¿Has visitado alguno de estos sitios? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

¿Quieres saber más datos curiosos del mundo y de la Industria Mexicana de Coca-Cola? ¡Da clic aquí!