En The Coca-Cola Company trabajamos para que la calidad de nuestros productos sea igual en más de los 200 países en donde tenemos presencia. De manera que, sin importar dónde te encuentres, tengas la confianza de que siempre podrás disfrutar de nuestro refrescante sabor.

Esto es posible porque estamos plenamente convencidos que el éxito se basa en los procesos de trabajo que son seguidos en cada una de nuestras plantas alrededor del mundo. Con esto garantizamos la calidad y confiabilidad de cada producto sin importar el país en el que se produzca.

¿Cómo lo logramos? Bueno, aplicamos estrictos estándares internacionales como la norma ISO 9001, que tienen que ver con los sistemas de gestión de calidad. Además de que seguimos al pie de la letra los modelos mundiales de gestión en seguridad alimentaria a través del ISO 22000. Además, nos apegamos a la PAS 220 (Publicly Available Specification) medida que certifica la estandarización de los elementos de un producto y los procesos de trabajo, cuestión que solo se otorga a empresas líderes de la industria.

Pero siempre queremos ir más allá y por ello diseñamos una norma propia denominada Coca-Cola Operating Requirements (KORE) y se trata de un exigente programa creado especialmente para nuestro modelo de trabajo y necesidades particulares, que incorpora reglas y exigencias más allá de las certificaciones ISO.

Incluso, para que podamos hablar de calidad, el Sistema Coca-Cola sigue algunos preceptos:

‘Estándares de Oro’ de Calidad: Únicamente las plantas autorizadas por The Coca-Cola Company fabrican productos intermedios y finales (con lo que se cumplen los procedimientos de producción, almacenaje y distribución).

Sistemas de Gestión: Garantizan la implementación de las políticas de calidad.

Gestión y evaluación de riesgo: Con diferente herramientas de medición se evalúan las medidas de riesgo internas y externas de la compañía para garantizar el cumplimiento del marco legal y los estándares de The Coca-Cola Company.

Cumplimiento Legal: Se cumple con todos los requerimientos legales de cada uno de los mercados en donde nos encontramos.

Gestión de Incidentes y Resolución de Crisis: Nuestro compromiso es proteger a clientes y consumidores en primer lugar y a las marcas y la imagen de la Compañía en segundo lugar.

Fabricación: Contamos con procesos consolidados que van en consonancia con los compromisos de calidad. Hay equipos de trabajo dedicados a monitorear continuamente todo lo que ocurre en las plantas.

Distribución y mercado: El último eslabón para garantizar la calidad e integridad de nuestros productos y siempre buscamos que el manejo y comercialización de nuestro portafolio sea óptimo.

De manera que nuestro compromiso, como compañía global, es ofrecer productos de la más alta calidad a fin de ganarnos la confianza de los consumidores alrededor del mundo. De ahí que sigamos los estándares internacionales de calidad y seguridad alimentaria, además de haber creado una serie de procesos que fortalecen a la Compañía a todo nivel.

Así, que ya lo sabes, no importa a dónde vayas, todos y cada uno de nuestros procesos de producción, almacenamiento y transporte se conjugan para ofrecerte un delicioso y refrescante sabor, aquí y en China.