El estilo de vida en la actualidad es acelerado y con marcado estrés debido a diferentes factores: la complejidad urbana, las responsabilidades familiares y las presiones laborales, son tan sólo algunos de ellos. Su presencia puede tener impactos en nuestra salud física o emocional que deberían ser tratados de inmediato, para que no se conviertan en un problema crónico. Por eso, los síntomas de desgaste físico o mental requieren de un compromiso personal para contrarrestarlos, y uno de los espacios donde pueden atenderse, es el lugar donde trabajamos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que: “todos los trabajadores, y particularmente los de profesiones de alto riesgo, necesitan servicios de salud que evalúen y reduzcan la exposición a riesgos ocupacionales, así como servicios de vigilancia médica”. La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo apunta que los beneficios de una buena salud y seguridad en el trabajo son, entre otros, los siguientes:

-          Ayuda a comprobar la responsabilidad social de una empresa.

-          Fortalece la imagen y el valor de la Compañía.

-          Contribuye a maximizar la productividad de los trabajadores.

-          Mejora el compromiso de los empleados con la empresa.

-          Permite conseguir una mano de obra más competente y saludable.

Finalmente, y de acuerdo a un estudio de la consultora AON México, los problemas de salud originados por estrés laboral representan una baja de hasta 13% de la productividad de las empresas.

Ponte al 100 y su repercusión en nuestros empleados

En la Industria Mexicana de Coca-Cola impulsamos iniciativas que promuevan hacer ejercicio y llevar una dieta equilibrada, tanto dentro como fuera de nuestras instalaciones, con el fin de fomentar estilos de vida saludables que contribuyan al bienestar.

Por eso el programa Ponte al 100, desarrollado por la Fundación Movimiento es Salud incluye la intervención de expertos en salud, deporte y educación nutrimental, y permite  evaluar la condición integral a partir de pruebas de rendimiento físico, psicopedagógicas y factores morfológicos. Tras el diagnóstico se entrega un plan con recomendaciones de alimentación y ejercicio para contribuir a fomentar hábitos y una vida saludable. El programa va dirigido tanto a nuestros miles de colaboradores en el país como la población en general.

Desde su puesta en marcha más de 1.6 millones de mexicanos se han realizado diagnósticos personalizados. De todos ellos, casi 500 mil se han realizado una segunda medición en instituciones de gobierno, escuelas y empresas. Lo interesante es que de todos los participantes, el 22% ha mostrado una mejora en su estado de salud.

Con relación al 23 de octubre que es el Día del Médico, resaltamos la importancia de tener el apoyo de estos especialistas en todos los aspectos como los que participan estas acciones, ya que para comenzar un estilo de vida equilibrado es necesario contar con su asesoría y consultarlos siempre.