A través de una serie de relatos, te contaremos la historia y vivencias de distintos Embajadores de la Industria Mexicana de Coca-Cola, a fin de que sepas cómo es que viven, experimentan y adoptan nuestros compromisos para que así inspiren al resto de sus compañeros.

Ser un Embajador no es algo que se elige. El solo hecho de colaborar para el Sistema Coca-Cola en México ya nos hace serlo. Hoy estamos aún más conscientes de esta responsabilidad que viene con nuestro trabajo.

La Compañía reconoce en sus Embajadores, a los voceros que inspiran el optimismo de nuestras marcas a los que los rodean y que actúan para consolidar nuestro compromiso por dejar una huella positiva en el mundo.

En nuestra primera entrega, contaremos la historia de Juan Carlos Lozoya, un orgulloso Embajador Coca-Cola de Arca Continental, que demuestra su compromiso por enaltecer a nuestras marcas siendo un ejemplo para la comunidad con una actitud positiva.

Gracias a su constancia, disciplina y entrenamiento logró convertirse en un gran ciclista y su ejemplo nos inspira e invita a que adoptemos un estilo de vida activo y saludable.

Juan Carlos nos ha revelado que nunca deja de pedalear porque tiene claro cuál es su meta y hasta dónde quiere llegar, incluso cuando está en la oficina sigue “pedaleando”, aunque no arriba de su bici. Sino echándole todas las ganas a lo que hace entregándose al 100 y apoyándose en sus compañeros, para que recorran el mismo camino logrando resultados de equipo.

El espíritu de competencia lo acompaña en cada jornada, y por eso confiesa que éste no se va al terminar un maratón o sus entrenamientos; pues cada día lo ve como una oportunidad de conquistar nuevos retos y llegar más lejos, tanto en el ciclismo como en el trabajo.

Para Juan Carlos, el ejercicio es una fuente de vitalidad y una enorme recarga de energía que termina contagiando a quienes lo rodean de actitud positiva. Él se ha convertido en un ejemplo por su ardua labor en la Compañía al transmitir y compartir nuestros valores.

La historia de Juan nos ayuda a promover dentro y fuera de la Industria Mexicana de Coca-Cola estilos de vida activos que inspiren a tener cambios positivos y a largo plazo, ¿te animas a contagiarte de este espíritu? ¡Estamos listos para acompañarte en este proceso!

Sobre Arca Continental: Fue el primer embotellador de Coca-Cola en México. En 2001 las empresas mexicanas Procor, Arma y Argos se fusionaron como Embotelladoras Arca y, posteriormente, en 2011, junto a Grupo Continental formaron: Arca Continental, que hoy en día es la segunda embotelladora más grande de América Latina y una de las más importantes en el mundo produciendo, distribuyendo y vendiendo bebidas refrescantes.