Hace 90 años, Coca-Cola inició operaciones en nuestro país. A través del tiempo ha sido un actor social de cambio. Se ha consolidado como la Industria Mexicana de Coca-Cola conformada por Coca-Cola México, ocho grupos embotelladores mexicanos: Arca Continental, Bebidas Refrescantes de Nogales, Bepensa, Coca-Cola Femsa, Corporación del Fuerte, Corporación Rica, Embotelladora Colima, Embotelladora del Nayar, Jugos del Valle y Santa Clara.

Todos estos actores integran el Sistema Coca-Cola que en total, suman 67 plantas embotelladoras, 51 plantas de tratamiento de aguas residuales, 345 centros de distribución, casi 12,800 rutas de reparto y 1.7 millones de clientes, lo que nos convierte en una empresa generadora de empleo formal.

Con la elaboración de todo nuestro portafolio de casi 70 marcas y más de 500 presentaciones, generamos en el país casi 92 mil trabajos formales de manera directa y 1.7 millones de forma indirecta, a través de la cadena de valor asociada, que actualmente representa el 1.28% del Producto Interno Bruto del país. Además, en 2015, destinamos casi 15 mil millones de pesos para contribuir al desarrollo económico y bienestar integral.

Trabajar en Coca-Cola

Cuando uno de los asociados de Coca-Cola aplica sus conocimientos dentro y fuera de las instalaciones de la Compañía, basados en tres pilares importantes: la empresa, un equipo y una pasión; trabajan en un lugar donde sus ideas fluyen, encuentran su camino y se comparten con otras personas que también se desarrollan y se comprometen para contribuir al bienestar, apoyar a la comunidad y proteger a nuestro planeta.

Con la idea firme de que el éxito de la Compañía depende de cada uno de los asociados, se busca contribuir con su desarrollo a través de la implementación de distintos programas, entre ellos la Universidad Coca-Cola, que ayuda a que los trabajadores desarrollen aptitudes mientras trabajan. Asimismo, pueden participar en foros para su desarrollo y evaluación; su crecimiento es funcional para mejorar el conocimiento sobre el mismo trabajo, habilidades y competencias dentro y fuera de su área.

Con ello se logra un beneficio mutuo: tanto para la empresa como para el trabajador de distintas maneras; por ejemplo, cada uno de los empleados tiene ilimitadas oportunidades de crecimiento, ya que la marca opera en más de 200 países y cuenta con un inventario integral de programas de desarrollo.

Estímulo al talento mexicano

Para brindar asesoría, consultoría, impartición y desarrollo de programas a los asociados que necesiten enriquecer su perfil profesional y laboral, en 1994 Coca-Cola creó el Centro de Estrategia y Desarrollo (CEDESKO).

De acuerdo a lo que necesita The Coca-Cola Company en México, considerando su cultura del negocio y lineamientos de las empresas en este país; este centro es único, no existe uno similar en el mundo.

Por ello, cualquier interesado adscrito al sistema puede asistir y se brinda servicio a unidades de otro país pertenecientes al núcleo, ejemplo de ello es Brasil.

En CEDESKO se imparten más de 100 talleres, diplomados, seminarios, asesorías y conferencias diseñados a la medida de cada trabajador y de acuerdo al área de mejora identificada; estos pueden ser de manera presencial, a distancia o mixtos.

Respecto a los temas, confluyen en torno, tanto a negocios como recursos humanos, materia ambiental, calidad, sustentabilidad, seguridad, cadena de suministro y finanzas. Es importante señalar que el contenido utilizado en los cursos queda registrado con Derechos de Autor y ha sido ejemplo para otras empresas.

Además, todos son impartidos por instituciones de prestigio y expertos en el tema. Actualmente está conformado por 14 colaboradores de tiempo completo y 80 consultores asociados, la mayoría de ellos fueron ejecutivos en el Sistema Coca-Cola y un 60%, trabajan de tiempo completo en distintos programas. Tal es el caso del consultor Carlos Gándara, quien colaboró durante 20 años en la empresa, capitalizando su experiencia en beneficio de CEDESKO.

A la fecha, más de 300 mil asociados de la Industria Mexicana de Coca-Cola se han visto beneficiados  por CEDESKO. Por ejemplo, con la modalidad e-learning, es decir, la enseñanza en tiempo real sin necesidad de estar en el lugar de impartición, se han capacitado a más de 10 mil personas.


Programas que generan mejoras

Con el fin de beneficiar al trabajador de cualquier nivel, también les extendemos programas educativos y de desarrollo. Es el caso de la Universidad Coca-Cola, un espacio global virtual con actividades de aprendizaje y para el desarrollo de aptitudes en la Compañía; los Foros para la evaluación y el desarrollo, el crecimiento funcional para mejorar y aumentar conocimientos acerca del trabajo, habilidades y competencias en un departamento o área específica; así como el programa Peak Performance, es decir el proceso continuo para el manejo del desempeño individual y el reconocimiento de éste.

Es así que cuando un empleado de Coca-Cola aplica su conocimiento y potencial, deja una marca positiva. Contribuye en iniciativas de sustentabilidad para fomentar un sentido de trabajo por las comunidades en donde se disfruta y siente el sabor de un producto de la Industria Mexicana de Coca-Cola.