Las vacaciones navideñas llegan con las “tentaciones” más deliciosas del año, por eso no es raro llevarnos ciertas sorpresas sobre el número en la balanza durante el mes de enero. Sin embargo, el aumento de peso decembrino no debería ser una constante, pues manteniendo una dieta correcta y un programa de actividad física, supervisados por un especialista, podríamos sentir más sanos, ¡todo el año!

Por ejemplo, es posible incluir caminatas diarias de 20 a 30 minutos en compañía de amigos y familiares. Mientras estás en la oficina, hazlas cuando salgan a comer, ¡se vale dejar el auto y andar a pie!

El ejercicio consiste en estar en movimiento de cualquier manera, ya sea corriendo, caminando o paseando con nuestro perro. Es muy importante saber que la intensidad, el tiempo y el volumen son las tres variables que determinarán su impacto en nuestro estado de salud físico, mental y emocional.

La clave para decirle sí a estar en movimiento está en la motivación y aquí te damos cinco maneras para mantenerla siempre:

  1. Haz lo que te divierta: Es más probable que realices ejercicio si la actividad que eliges te gusta y se adapta a tu estilo de vida. Explora opciones más allá del gimnasio: baila, nada o juega un partido de fútbol, encuentra lo que te entusiasme y practícalo con constancia. Sí, aún en estas fechas.

  2. Sé realista: Si llevas un estilo de vida sedentario, no pretendas volverte una estrella del fitness de un día para otro. Empieza de a poco e incrementa el tiempo/intensidad conforme avances.

  3. Ve con un entrenador personal: Hacerlo te ayudará a activarte mejor informado y el pagarle te mantendrá atento a cubrir un bien que te “cuesta”. Además, y lo más importante, un especialista está capacitado para desarrollar un programa de actividad física a tu medida.

  4. Registra tu progreso: Llevar una bitácora de tu desempeño te dará una sensación de logro que te impulsará a seguir adelante.

  5. Recompensa tu esfuerzo: Los expertos de la Universidad de Harvard sugieren no perder el sentido de realización que se obtiene al alcanzar un objetivo, así que celebra cuando alcances una meta.

  6. Comprométete: No existe nada peor que abandonar un compromiso contigo mismo, así que olvídate de lo que te impide avanzar.