Aquel agosto de 2012 fue un momento inolvidable para México, el solo pase a la final olímpica ya era algo que dejaba un buen sabor de boca y que muchos celebraron. Después, llegó el hecho de haber convertido a los Juegos Olímpicos de Londres en un sueño dorado, al vencer al histórico campeón Brasil por 2 a 1 y haciendo que nuestra selección se convirtiera en la campeona olímpica logrando que muchos recordemos entrañablemente este momento como si hubiera ocurrido ayer.

Cuatro años han pasado de ese momento histórico al haber conseguido la preciada medalla de oro en unos Juegos Olímpicos ante Brasil. Ya son cuatro años desde las proezas de Oribe Peralta quien con enorme y profesional capacidad de definición, propinó dos goles letales al gigante Brasil al minuto 1 y al 75, los cuales fueron suficientes para enseñarle a todo el mundo que México juega buen futbol y que no hay rival pequeño.

Ahora, en este 2016 y en propia casa de los cariocas, los mexicanos tienen la misión de defender esa presea ganada en 2012 y hay gran expectativa por la posibilidad de ver a ambas escuadras frente a frente de nuevo, pues los brasileños seguro querrán sacarse esa espinita y nuestros compatriotas seguro darán una batalla al nivel, por tanto (de darse este encuentro) sería uno de los más esperados.

En Río 2016, Oribe es y debe ser el referente en el ataque, pues él fue el artífice del triunfo hace cuatro años y en esta ocasión seguramente será una gran apoyo moral y de liderazgo para esta nueva selección olímpica mexicana. Al igual que el americanista, Alfredo Talavera del Deportivo Toluca y Jesús  Dueñas de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León serán los refuerzos de esta Selección Olímpica.

¿Y qué hay de Brasil?

Los sudamericanos están bien armados para este encuentro, ahora cuentan con el astro Neymar, con el veterano portero Fernando Prass, así como los atacantes Valdivia y Felipe Vizeu, figuras que han sobresalido muy bien en el futbol internacional. Según la prensa deportiva, Brasil es el equipo mejor preparado para esta justa, además que llega con toda la ambición para obtener el único trofeo que no ha conseguido a lo largo de su historia: el oro olímpico. Otros que llegan muy bien armados son México y Alemania; siendo Argentina y Portugal los que a pesar de los resultados de sus selecciones mayores, en el ámbito olímpico no están al 100%.

Por otro lado y como sucede cada cuatro años, Coca-Cola estará presente como patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de Río 2016, pues el deporte significa unidad, respeto y trabajo de equipo, valores que compartimos fomentando el deporte desde torneos tan importantes como Copa Coca-Cola, en donde el talento joven destaca para dejar en alto el nombre de México.