De acuerdo al Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar, los endulzantes calóricos comprenden desde azúcares como la fructosa y glucosa hasta el azúcar de mesa, melaza, miel, agave y jarabe de maíz. Igual que la mayoría de los carbohidratos, contienen 4 calorías por gramo y su función principal es suministrar energía al cuerpo, especialmente al cerebro.

Entonces, ¿en verdad el azúcar es un enemigo?

No existen alimentos prohibidos, podemos tener un estilo de vida saludable con una dieta correcta y haciendo ejercicio. Por eso, sobre el consumo de carbohidratos, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria decretó que no existe relación entre su consumo y una mala salud.

Ante esto, es importante que tomemos en cuenta el tamaño de las porciones de lo que comemos y el incluir todos los grupos de alimentos, incluso del azúcar, que conforman el Plato del Bien Comer.

En este video, te enseñamos cómo usarlo para equilibrar tus comidas y darles variedad:


¿Por qué sí consumirla?


  1. Para mantener estables nuestros niveles de glucosa en sangre: El mismo cuerpo nos lo demuestra. Si no comemos, nos sentimos con dolor de cabeza, mareados o incluso de malas, esta una señal de que es hora de comer y a través de los carbohidratos podemos retomar energía.

  2. Para favorecer nuestras funciones mentales: Estudios indican que el consumir azúcar en cantidades moderadas puede estimular el rendimiento cognitivo. Así que si te está costando trabajo concentrarte, un poquito de azúcar no te hará daño, siempre en porciones adecuadas.

  3. Para mejorar el rendimiento físico: Los hidratos de carbono se almacenan en forma de glucógeno en el hígado y músculos, y es así como se vuelven en nuestra principal fuente de energía durante el ejercicio. Si el glucógeno se llega a agotar, baja el rendimiento la actividad física y aparece la fatiga.

Con estos puntos, se puede hablar de que el consumo de los carbohidratos con moderación, como parte de una dieta correcta y en combinación con la actividad física regular, nos ayudarán a mantener un buen balance energético.

Como lo señala el doctor Hugo Laviada Molina, especialista endocrinólogo en una entrevista con Coca-Cola Journey: “ya sea una tortilla, un pan, un postre o, inclusive, aguas naturales con o sin azúcar añadida (de sabor), todos los alimentos proveen una cierta densidad energética y es nuestra responsabilidad consumirlos con moderación”.

Recuerda que las opiniones de especialistas y las recomendaciones de tu médico, podrían ayudarte a tomar decisiones importantes sobre tu salud, de acuerdo a tus necesidades, incluso cuando se trate del consumo de endulzantes.

¿Estás listo para comenzar un cambio hacia una vida saludable?