Dicen que la disciplina hace a las personas exitosas, pero este valor también te puede ayudar a que te sientas bien todos los días. A propósito del Día Mundial de la Salud, te presentamos estos hábitos que propone el estudio The Happiness Challenge de la Universidad de Harvard, y que puedes empezar a lograr el bienestar integral de tu cuerpo y mente:

1. ¡Amigos, siempre amigos! Bájale una hora a la serie de la noche y queda con compañeros, colegas, amigos o familiares algunos días de la semana. De acuerdo al mismo estudio, socializar es una actividad fundamental para sentirse bien, ya que el mantener relaciones mejora tu autoestima y hace que tengas menos estrés.

2. Ayudando también te ayudas. Numerosos estudios, como la investigación de la Universidad de Rochester, afirman que realizar un acto de ayuda podría aumentar tu bienestar hasta por una semana. Con este fin, te proponemos cambiarle la cara al lunes y dedicarlo a realizar una buena acción, por más pequeña que sea, como ayudarle a cargar las bolsas del súper a tu nuevo vecino.

3. ¡Qué tal, señor Morfeo! Si quieres tener energía, estar de buenas, agotarte menos y tener una mejor salud, lo que necesitas es dormir bien, dice un estudio del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. De 7 a 8 horas es suficiente.

4. A comer bien. ¡Si ya te lo decía tu mamá! Cuando tienes una dieta correcta, en la que combinar los tres grupos del Plato del Bien Comer y comiendo cinco veces al día, tu cuerpo y tu mente te lo agradecen enseguida.

5. Alimentando al interior. Intenta llevar un diario con las situaciones positivas que te suceden en el día y crea hábitos en los que evalúes tus progresos.

6. Basta de quejas. Intenta por una semana no hablar mal de nada ni de nadie. Al filtrar tus pensamientos negativos, además de que serás menos Grinch, enfocarás tu energía en lo positivo, lo que te traerá mejor vibra a tu ser, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Harvard.

7. ¡Este hábito es tuyo! Descubre alguna actividad o reto que quieras hacer que te haga sentir bien y hazlo parte de tu agenda diaria. ¿Sonreír más? ¿Tomar más agua? ¿Hacer una cosa pequeñita por aquel sueño que quieres concretar?

Está en ti sentirte bien, así que solo queda decirte ¡manos a la obra!