¿Piensas en el futuro? ¿Sí? Entonces, seguramente te has preguntado: ¿cómo harán los empleados de tres décadas recientes para revisar el gran contenido producido para el centenario de nuestra botella? ¿O has pensado qué mensajes recibirán los futuros líderes de la compañía sobre nuestra actual campaña: Comparte una Coca-Cola con?

Bueno, por eso, Jamal Booker, Director de Comunicaciones del Patrimonio en The Coca-Cola Company, nos comparte cómo se han archivado los diferentes materiales que la compañía produce para sus consumidores.

El archivo de Coca-Cola contiene los materiales elaborados por nuestra muy bien aceitada máquina mercadológica de 130 años de edad. Tenemos carteles, documentos, películas y una gran cantidad de información sobre las conexiones de los consumidores que comparten con nuestras marcas.

Publicidad en la nube

“Lo que me quita el sueño es el riesgo de los archivos que se han capturado y preservado durante décadas, como los comerciales clásicos de Mean Joe Greene y Hilltop, no queden guardados para el futuro”, dice Jamal.

Una gran cantidad del trabajo se realizó hace años y que es parte de la colección se hizo en una época sin teléfonos inteligentes, sin correo electrónico, Internet y cuando el término "nube" se refería únicamente al vapor de agua condensada.


El crecimiento exponencial de los medios digitales y los tipos de archivos electrónicos ha presentado al mundo nuevos desafíos para recopilar, preservar y contar con materiales disponibles para la investigación.

“Puedo conservar la mayor parte de nuestros productos físicos durante cientos de años mediante la utilización de algunas técnicas sofisticadas que combinan el uso de la temperatura y los controles ambientales. Sin embargo, existen varios problemas con la preservación de los medios digitales.

Por un lado, muchos de los formatos que existen ahora, posiblemente no sean compatibles con ningún aparato  en el futuro. La relevancia de las plataformas es el factor principal, pues aunque nosotros preservemos los materiales, si más adelante no hay muchas opciones que nos permitan revisar dichos contenidos, habremos perdido parte del acervo. ¿Alguno de ustedes sigue usando los viejos floppy disks de 3.5”?”, comenta Booker.


Para las imágenes escaneadas de los elementos físicos que se encuentran en nuestros archivos, la preservación y el acceso es un poco menos preocupante, porque los tenemos físicamente y siempre podemos volver a escanearlos si fuese necesario. El asunto complicado es cuando se reciben materiales nacidos en la era digital, pues no existen materiales tangibles.

Haz que tu trabajo viva para siempre

A menudo decimos a los nuevos vendedores de la empresa, que pueden visitar los archivos: "Si usted quiere que su trabajo viva para siempre, hago algo creativamente digno para los archivos". A medida que se van y crean contenido nuevo y más avanzado, la era digital ha hecho que sea una poco más difícil para mí mantener mi parte del trato (la parte de "hacer que su trabajo viva para siempre").

Lo cierto es que no estamos solos, todos los que se dedican a la preservación de archivos pasan por la misma dificultad. De hecho, el el Departamento de los Archivos Nacionales y Registros de los Estados Unidos ha batallado para mantener la documentación digital oficial que en algún momento fue un documento en papel.


Actualmente, capturamos la publicidad de los sitios web de la marca con la finalidad de ofrecer a los usuarios del futuro la experiencia de las páginas que usamos ahora.

Coca-Cola en la actualidad

“Ya no recibimos muchas cartas de los consumidores en respuesta a las promociones o campañas, tal como ocurrió en el pasado.. Prácticamente todas las conversaciones ahora se presentan en las redes sociales.

La captura de sitios web nos permite documentar toda la conversación y el espíritu de la época. Por ejemplo, tenemos el registro completo de comentarios en nuestra página de Facebook en nuestro post del Super Bowl, America is Beautiful”, finaliza Jamal.

Una gran cantidad de empleados puede pensar en archivos como todas las "cosas viejas", pero es mucho más que eso. Si nosotros no capturamos la historia de hoy, estaríamos haciendo una injusticia a los usuarios del futuro. Sin embargo, no podemos guardar todo; pero nosotros preservaremos los elementos de nuestro legado para seguir documentando el ADN de esta gran empresa y la marca.