Que México es un país lleno de color, es una afirmación que pocos pueden discutir. Como lo demuestra el trabajo de Iván Mayorquín, ilustrador y director de arte. Que al dar lo mejor de sí, al igual que Sidral Mundet, pone en alto el nombre del país, haciendo las cosas #ALaMexicana.

Iván es orgullosamente sinaloense, “del puritito Mazatlán” para ser exactos. Allí estudió diseño gráfico y pintura, para después, como no podía ser de otra forma, aplicarse con todo para especializarse en ilustración.

Fue así como formó su primer proyecto colectivo: Buque. Un colectivo de ilustración sinaloense, que impulsa nuevas propuestas de gente con talento en el ámbito gráfico. Y aunque después de este proyecto, vinieron muchos otros, Iván jamás lo ha abandonado. En sus propias palabras, “Buque es como mi familia. Es mi mejor carta de presentación en la escena”.

Un día en Sinaloa, Iván se dijo a sí mismo, que para dar lo mejor y nutrir su técnica, era necesario probar suerte en otras partes del país. Por lo que perseveró en presentar su trabajo y consiguió irse becado a la escuela Digital Invaders en Saltillo, Coahuila, que en ese momento albergaba un epicentro de talento nacional.

A partir de ahí, algo que comenzó como una broma, terminó formando un proyecto nuevo: Sketch or Die! Al respecto, Iván nos platicó lo siguiente: "La cosa favorita que he hecho se llama Sketch Or Die! un reality de ilustración que pudimos armar unos amigos y yo mientras estudiábamos, básicamente era dibujar durante 48 horas sin detenernos (ni para dormir) lo que la gente nos pedía por internet, creo eso me ayudó a definir el tipo de ilustrador que quería llegar a ser."

Su largo trayecto como ilustrador lo llevó ni más ni menos que a la Ciudad México.  En la capital pudo explotar más que en cualquier otra parte, el sarcasmo, humor negro y la sátira en su trabajo gráfico.

El ingenio expresado en sus dibujos lo hizo concebir junto con otro grupo de amigos más, Los Wild Stallions. Una tira cómica que retrata de manera irónica los sucesos de la vida cotidiana. Tal como alguna vez comentó, “me encanta jugar con el diseño y sacarle el mensaje más ácido”. En definitiva, una invitación a reírse con humor negro, de los sucesos del día a día.

A estas alturas su trabajo ya era conocido, sobre todo en Internet. Por lo que después de haber trabajado en un par de agencias de publicidad, lo invitaron a cambiar por completo su panorama, mediante la oportunidad de cofundar Pictoline, un novedoso proyecto informativo.

Pictoline es un medio de comunicación que presenta la información más relevante del momento, a través de cómics, GIF’s animados e ilustraciones explicativas. Su idea central es que las personas estén informadas mediante un medio digital, pero dejando atrás la saturación de cosas irrelevantes. No lo pensó dos veces y dio rienda suelta a su ingenio mediante esta propuesta.

"Soy muy fan de ser parte de los proyectos desde que no son nada, me gusta mucho poder entrarle a cosas cuando solo son una idea, ver cómo esa idea crece hasta volverse una realidad y tener una identidad propia que sobrepasa a todos los involucrados, tuve la fortuna de ser invitado a formar parte de Pictoline desde el día cero por Eduardo Salles que es el director del proyecto, y con quien yo estaba trabajando en otras cosas." nos contó Iván Mayorquín.

Independientemente de todos los proyectos en los que se ha visto involucrado, Iván no deja de nutrir su pasión. Disciplinas como el dibujo, diseño, street art, cómic, ilustración, dirección creativa y la gráfica en general, son cosas por las que él nunca: “dejaría tirado el lápiz”.

El trabajo de Mayorquín imprime un aire fresco a la escena de la ilustración mexicana. Seguirle los pasos a este artista por Internet es relativamente fácil, además de  participa continuamente en exposiciones e impartiendo talleres y conferencias. Quién sabe, seguramente está emprendiendo algo nuevo en este preciso momento.

El esmero, pero sobre todo la originalidad de Iván Mayorquín por ver las cosas con una perspectiva diferente hacen que su trabajo sea una muestra evidente de las cosas hechas #ALaMexicana con un toque de pasión. La misma manera que tenemos en Sidral Mundet, desde hace 114 años para hacer las cosas.