“Hay personas que transforman el Sol en una simple mancha amarilla, pero hay también quien hace de una simple mancha amarilla el propio Sol”, Pablo Picasso.

Esta es una de las frases favoritas de Indra Sánchez, mejor conocida como “Indi Maverick”, una joven talentosa que gracias a su pasión y esfuerzo con solo 25 años de edad está pisando fuerte en la escena de los ilustradores mexicanos, cuyo trabajo ha sido expuesto en importantes foros culturales como el Polyforum Siqueiros y que en 2011 logró fundar su propia marca, Oh Deer!

“Indi” nació en la Ciudad de México , estudió diseño gráfico y se declara amante de la ilustración y el arte, pasión que descubrió desde los tenía 13 años, época cuando además de jugar con sus amigos, disfrutaba de los sabores que marcaron su identidad. De hecho, la propia Indra confiesa en exclusiva para Journey: “desde niña he tomado Sidral Mundet, mi mamá siempre me daba un vaso para sentirme mejor, y desde entonces, nunca ha fallado”.

A esa edad, dibujar era sólo un pasatiempo para ella, pero conforme pasaron los años se fue convirtiendo prácticamente en una forma de vida, ya que ahora se dedica de manera profesional a ello.

Una de sus mayores influencias es Andy Warhol, quien también comenzó su carrera siendo ilustrador y que pasaría a la historia como una de las figuras más representativas del pop art. Ella ha dicho que uno de sus sueños es conseguir, “con un poco de suerte”, el mismo éxito que Warhol.

“Creo que el ingenio combinado con la talento son puntos claves para cualquier artista e ilustrador para así lograr algo único”, nos contó la diseñadora gráfica.

Y va por buen camino, pues con esfuerzo y dedicación, “Indi Maverick” ha logrado ser reconocida por su estilo único e inconfundible; sus retratos están inspirados en la sutileza de la naturaleza y la belleza femenina, a base de líneas simples de estilógrafo y orden geométrico.

Sus éxitos

En 2011 la carrera de “Indi” comenzó a despuntar, pues fue una de las ganadoras del concurso Ilustracional de la Revista Picnic y además en ese año fundó su marca Oh Deer!

En esta línea 100% mexicana, la artista aprovecha para explotar todo su talento, ya que podemos encontrar gran variedad de piezas con sus ilustraciones que van desde bolsas, fundas para teléfonos o computadoras portátiles, cojines, libretas, cortinas de baño, hasta camisetas y leggings.

Lo que pretende con Oh Deer!, según ha comentado, es que el público pueda adquirir sus diseños a precios razonables. Además, tiene un proyecto de bordados llamado Embroidery, en el cual detalladamente traslada sus ilustraciones de animales a un terreno tridimensional.

“Me encantan los animales, pero mi preferido es el zorro, creo que es un animal bastante noble sin dejar de lado su parte salvaje”, explicó Indi Maverick. De hecho, en su cuenta de Instagram podemos ver lo mucho que gusta de este animal, pues constantemente comparte diseños donde aparece.

En el mismo 2011, con motivo de un concierto del grupo DLD en el que se eligieron a ilustradores independientes para representar a través del dibujo el disco ‘Primario’, expuso su obra ‘Viernes’, título de una de las canciones del álbum.

Entre sus proyectos más destacados podemos mencionar:

  • Dear Dears: Plasma rasgos de animales, como plumas y cuernos, sobre los cuerpos de las mujeres.

  • Animal Illustrations: Aquí la idea principal es vestir diferentes animales con suéteres de diferentes diseños.

  • Pug Obsession: Dibujos de perros pug caracterizados, incluso de personajes famosos como Frida Kahlo.

  • Savages: Un trabajo que hizo para la Revista 192 sobre retratos de mujeres posando de manera muy sensual con máscaras o antifaces de animales.

  • Le temps de l'amour: Serie de piezas en las que hace un homenaje a Wes Anderson, director de películas como The Grand Budapest Hotel (2014), y en la que incluye animales con outfits muy peculiares que hacen alusión a varias de sus cintas.

“Mi obra favorita es 'Savage’ creo que representa los valores de Sidral por ser una ilustración que refleja creatividad e ingenio”, Indi Maverick.

Y es así como esta artista gráfica se está consagrando como una de las jóvenes promesas de ilustradores mexicanos, que son un claro ejemplo de inspiración para las nuevas generaciones de artistas.

Ella nos ha demostrado que al igual que Sidral Mundet, le gusta trabajar #ALaMexicana, es decir, con esfuerzo, pasión, ingenio y de una forma muy natural al conservar su propia esencia.