Con el tiempo la frase #ALaMexicana fue perdiendo parte de su gran valor, por lo que en Sidral Mundet decidimos redefinirla para darle el significado que se merece. Y lo estamos comprobando gracias a la historia de muchos mexicanos que hacen cosas únicas con su gran ingenio y pasión.

Porque hacer las cosas #ALaMexicana significa poner siempre el mayor esfuerzo. Justo como la Ingeniera Bioquímica Industrial, Gabriela León. Ella es directora general de Gresmex, una empresa mexicana que fabrica antisépticos, esterilizantes y sanitizantes, dirigidos al sector salud y al uso personal.

El mérito de Gabriela, no sólo radica en ser una mujer mexicana emprendedora y exitosa, cosas que ha conseguido a pulso. Probablemente el mayor mérito de la Ingeniera León, es que su trabajo podría salvar un día a la humanidad.

Gracias a su dedicación constante por más de cuatro años, logró desarrollar junto a todo su equipo de investigación, la nanobiomolécula NBELYAX, que es capaz de inactivar por completo, cualquier tipo de virus, bacterias, hongos y demás agentes infecciosos, generando por consecuencia, espacios 100% bioseguros.

Este proyecto, hecho con pasión y esfuerzo consiguió que el laboratorio de la ingeniera León fuera reconocido por la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU), como una de las 100 empresas que salvarán a la humanidad.

El punto de partida para Gabriela León fue la necesidad de generar una protección contra microorganismos, que no representara un impacto negativo para la sociedad y que fuera una solución de alta tecnología. Sin descartar elementos como una garantía real a la ética biomédica, salvaguardar la salud humana y cuidar el medio ambiente.

Este asombroso logro científico fue hecho con ese toque de ingenio que surge cuando las cosas se hacen #ALaMexicana. Para conseguir esto, Gabriela León tuvo que dar lo mejor de sí, para tener el cuidado suficiente con todos y cada uno de esos aspectos, cuidando siempre la integridad de la vida existente en este planeta.

Quizás decir lo anterior, demuestra la trascendencia del trabajo de León. Pero sin duda, habría que mencionar algunos alcances del NBELYAX para poder dimensionar su importancia.

El NBELYAX puede inactivar virus como el H1N1, adenovirus o la rabia a nivel molecular. Puede combatir la tuberculosis y otras microbacterias, sin dañar las células sanas o degradar el ADN humano. Y a pesar de ser desarrollado artificialmente, es biodegradable, cumpliendo su función sin afectar a otros sistemas naturales.

Además de la ONU, esta ingeniosa solución ha sido expuesta en distintos foros, dentro de los  que destaca el Diálogo de CEO’s, en Washington, Estados Unidos, como ejemplo de una compañía innovadora. Lo cual representa un logro en sí, pero también un paso más para la igualdad de género a nivel mundial.

El esmero de Gabriela León, también ha sido reconocido por otras personalidades. Tal es el caso del empresario tecnológico y filántropo, Michael Dell, quien dio su voto a favor del trabajo de la ingeniera León, dentro de la Aceleradora Global de la Fundación de las Naciones Unidas, y de Christine Lagarde, Directora General del Fondo Monetario Internacional, en el marco del Foro Internacional de Inclusión Financiera.

Por otra parte, a nivel nacional, su laboratorio de investigaciones, consiguió ser catalogado en el 2014 por la Secretaría de Economía, como una Empresa Estratégica de Prioridad Nacional. Y es que el producto de esta innovación 100% mexicana, es la primer patente en su género solicitada en más de 70 países. Además de aportar soluciones para bioconservar el patrimonio animal y vegetal de la República.

La motivación de Gabriela es su pasión por la ciencia, misma que la hace seguir adelante, orgullosa de representar a México en los campos científicos de la investigación y la innovación.

Así como Gabriela León, hay muchos mexicanos haciendo las cosas bien, poniendo siempre el mayor esfuerzo, haciendo las cosas con pasión y con ingenio. De la misma manera que en Sidral Mundet, pues desde hace 114 años hacemos las cosas #ALaMexicana.