Pueblos mágicos, sitios de interés histórico, playas de ensueño, rincones de innegable belleza… Todos poseen un denominador común: son destinos que cautivan tanto al turismo nacional como al extranjero.

Aquí te dejamos algunos paraísos imperdibles que tienes que visitar para descubrir los rincones más hermosos de nuestro país:

Tijuana, Baja California
Situada en el extremo noreste del país, es la ciudad fronteriza más visitada en el mundo y cuna de nuevas tendencias artísticas y gastronómicas. Aquí en Tijuana nació, por ejemplo, la ensalada César, la margarita y la gastronomía Baja Med. Cada otoño ofrece eventos como el Festival Cultural Entijuanarte.
-Lo que no te puedes perder:
Un recorrido por la Ruta del Queso en el Valle de los Ojos Negros. Y después, una visita a los famosos food trucks, estacionados sobre la emblemática Avenida Revolución (conocida como La Revu), para deleitarte con su oferta gastronómica, como los tacos de pescado acompañados con un Sidral Mundet frío.  

Xilitla, San Luis Potosí
En el corazón de la Huasteca Potosina se ubica una ciudad que en primavera se llena de revoloteantes mariposas: Xilitla. Un pequeño pueblo mágico rodeado de ríos, grutas, pozas, cascadas y el eterno aroma a café que impregna todo.
-Lo que no te puedes perder:
El Salón de las Huahuas, un abismo de 478 metros de profundidad hoy convertido en santuario de diversas variedades de aves, especialmente cotorras. El jardín escultórico de Edward James, un conjunto arquitectónico-escultórico de tintes surrealistas te dejarán perplejo. Además, no dejes de probar el zacahuil, las enchiladas potosinas y las enmoladas con cecina.

San Miguel de Allende, Guanajuato
Su apariencia cosmopolita, cautiva. Por eso y mucho más este lugar fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Explora sus calles empedradas o piérdete en sus patios arbolados y descubre la belleza de su arquitectura barroca. Amarás el encanto de sus callejuelas pintorescas.
-Lo que no te puedes perder:
La visita a la Parroquia de San Miguel Arcángel. Tampoco dejes pasar el Mercado de Artesanías y sus muestras de metal, vidrio soplado, cerámica y papel maché. Luego, siéntate en una banca y saborea un helado o algunos de sus dulces típicos que desearás llevarte a casa para prolongar la experiencia un poco más.

Bacalar, Quintana Roo
Un hermoso poblado que alberga algunos uno de los tesoros naturales más hermosos de nuestro país: la Laguna de los Siete Colores. Quedarás enamorado del encanto de las casitas de pescadores al borde de la laguna que guarda tres diferentes cenotes.
-Lo que no te puedes perder:
El recorrido por las 90 hectáreas del parque ecoturístico Uchben Kah donde podrás nadar y pasear en kayak; así como admirar la variedad de la fauna que lo habita. Sumergirte en las profundidades del Cenote Azul y descubrir las cuevas submarinas te dará una descarga de adrenalina sin igual.

San Cristóbal de las Casas, Chiapas
Una de las más bellas y románticas ciudades de nuestro país, mantiene intacto su sabor colonial. En torno a la plaza principal encontrarás la fachada barroca de la catedral, el palacio municipal de estilo neoclásico y la fachada de inspiración plateresca de la Casa de la Sirena.
-Lo que no te puedes perder:
En la periferia del centro, la visita a los barrios para presenciar sus fiestas populares, apreciar la artesanía típica y saborear los tamales típicos, que venden en las casas adornadas con lamparillas de papel rojo. No te pierdas los tamalitos de elote, chipilín o azafrán, acompañados de un aromático café.

Estos son algunos de los muchos destinos que puedes visitar en México. Cualquiera que sea el pretexto, date permiso de viajar #ALaMexicana y acumular experiencias que atesorarás por siempre.