¿Eres de los que antes de probar tu comida la compartes, pero en tus redes sociales? ¡No tiene nada de malo! De hecho, te invitamos también a compartir con nosotros esas fotos acompañando tus platillos favoritos con Coca-Cola.

Ahora, si quieres provocar que la gente sienta el impulso de preparar o comer lo mismo que tú, cuando vean tus fotos, ¡tienes que aprender a sacarle provecho a tu smartphone!

Por eso, compartimos contigo los consejos de Johnny Autry, famoso fotógrafo de comida que colabora con Coca-Cola Journey, en Estados Unidos, para que tus platillos favoritos se antojen solo con verlos:

  1. Encuentra la luz ideal: Al hacerlo tendrás más posibilidades de sacar una buena imagen. La luz natural de la ventana es la mejor, pero si quieres ser aún más pro, ubica una ventana que esté en dirección norte, ya que la iluminación que por ahí entra es difusa y resalta los brillos. No te vayas a desanimar si no tienes un espacio con estas características, porque también puedes cubrir la ventana con una tela transparente para hacer que la luz sea menos intensa.

  2. ¡La comida! Si tienes ganas de cocinar, elige una receta que te fascine y hazla lucir lo más apetitosa que puedas. ¡Tómate tu tiempo! Incluso, no olvides que la que pensamos que no tiene chiste, por ser cruda, también es hermosa. Esas verduras que trajiste del mercado están listas para ser fotografiadas sin necesidad de ponerse un mandil o prender la estufa.

  3. ¿Qué vas a fotografiar?: Los platos, bowls, copas y vasos son utilería. Sirve tu comida en vajillas de belleza única, puedes buscarlas en tiendas de antigüedades, o lugares de cosas vintages, en la alacena de tu abuelita o en los mercados de artesanías.

  4. Enmarca: Elige un ángulo que muestre la comida en todo su esplendor. Si tomas la foto desde arriba, minimizarás las distracciones y harás que la imagen sea más gráfica; si la tomas desde un ángulo más bajo, podrás darle volumen a los elementos en tu platillo.

  5. ¡Que te echen una mano! Recluta a tus amigos para que sean tus modelos de manos. Tener un elemento humano en la imagen hará que la escena cobre vida.

  6. Edita: Baja varias aplicaciones de edición de imagen y descubre cuál es tu favorita. Experimenta, crea tu propio filtro y aplícalo a todas tus fotos.

Ahora sí, ¡ya estás preparado para poder ser todo un experto! Nuestro último consejo es que, cuando termines de hacer tus fotos, te comas rápido lo que prepares sin olvidar disfrutar el momento acompañado de cualquiera de nuestros productos.

¡Buen provecho!