Resulta que nuestra piel es más sensible de lo que pensábamos y ya no sólo tenemos que protegernos de los rayos UV, ahora también de la radiación de las pantallas de nuestros smartphones. Así que la selfie del día, aquella que se ha vuelto ya un ritual, podría estar afectando tu piel y haciendo que te salgan nuevas arrugas.😱  ¡Suerte que antes de compartir las fotos podemos aplicar algunos filtros correctores! 😎

Cada vez que sacas el celular para tomarte una selfie expones tu rostro a rayos electromagnéticos que, al igual que los UV, hacen que tu piel comience a acelerar el proceso de envejecimiento. 😲

Ahora, si tienes la determinación de triunfar en las redes compartiendo autofotos, puede ser que necesites contrarrestar sus efectos colaterales: aplica a tu piel las cremas humectantes que tu dermatólogo considere adecuadas. Por otro lado, puedes intentar escapar al paso del tiempo y evitar el uso de más de un filtro en las selfies, llevando una dieta correcta. Ah, no olvides que con agua Ciel puedes hidratarte.

Definitivamente, aún queda mucho por saber de las selfies y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.