¿Qué tal el calor de este verano? No hay duda que este clima pinta perfecto para organizar una fiesta refrescante en la piscina. ¿Cómo te caería? ¡Ármala en estas vacaciones con estos tips!

1.  La locación es lo más importante: Consigue un lugar con alberca (de otra forma no sería una pool party), puede ser un jardín o hasta una terraza. Ah y no olvides sombrillas y algo de mobiliario para sentarse o recostarse alrededor de la piscina.

Si crees que la fiesta se puede alargar y estás en un jardín puedes poner antorchas en lugares estratégicos para darle un toque elegante a la noche.

2. Decora, decora, decora: Infla pelotas de playa y algunos flotadores de tamaño mediano y ponlos a flotar sobre el agua, así invitarás a la gente a darse un chapuzón y divertirse ¡como niños!

También puedes conseguir varitas fluorescentes para que cuando caiga la noche, la alberca siga siendo el centro de atención y luzca muy cool.

3. ¡Lo más refrescante! No dejes que el calor los derrita y opta por bebidas cítricas. ¿Qué tal una Fresca o una Fresca Sin Azúcar para darle sabor a la fiesta?

Y para mantener las bebidas frías, pero con un estilo fuera de lo común, ¿por qué no colocar una carretilla de albañilería  llena de hielo? Sé disruptivo y olvídate de la típica hielera.

4. Botana fresca y ligera: Vasos llenos de fruta y verdura picada son una opción no sólo saludable sino también muy refrescante para una fiesta de verano. Eso sí, no olvides complementos como el chamoy, el chile piquín y los limones, para que tus invitados los preparen a su gusto.

5. La hora de la selfie: No olvides llevar unos divertidos marcos para tomarse fotos. Ten a la mano sombreros, bigotes, lentes, pelucas y todo aquello que se te ocurra para que tus amigos se caractericen. Eso sí, pídeles que cuando suban las fotos a sus redes sociales incluyan un hashtag específico para que así puedan localizarlas de volada.

6. El look cuenta: Sin que tenga que haber un código de vestimenta, pídele a tus invitados que se vistan con ropa de inspiración hawaiana o al estilo de los años 50; así tu fiesta tendrá un aire vintage muy divertido.

7. ¡Vamos a bailar! Para que todos estén a gusto, crea un playlist colaborativo con tus amigos. Añadan los éxitos del momento y alguna que otra rola clásica, así lograrás que la música sea refrescante y divertida.

Ahora sí, ¿ya lo tienes todo? ¡A divertirse!