¿A poco no sabes cómo identificar a un gran chef? Sólo tienes que fijarte en los pliegues que tiene su sombrero y sabrás qué tan versátil puede ser.