Arqueólogos han encontrado restos de palomitas que son del 3,600 a.C., mucho antes de que existieran las salas de cine 🎬. Y es que resulta que algunos de nuestros ancestros prehispánicos tomaron esta delicia de origen mexicano y lo incluyeron en rituales -como parte de las prendas-, además de que lo hicieron parte de la gastronomía. 🍿

¿Qué habría pasado si se les atoraba una palomita durante un ritual? Ahora solo le damos un trago a agua Ciel o a Coca-Cola Sin Azúcar y seguimos viendo el espectáculo. ¿Tendrían tantas opciones de bebidas como nosotros?

Lo que hay que aceptar es que las culturas prehispánicas fueron creativas, pues encontraron una forma de disfrutar este manjar sin complejos cinematográficos ni series vía streaming.

No cabe duda que aún queda mucho por saber de las palomitas y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.