Aunque el calzado evolucionó de manera similar en hombres y mujeres, fueron los caballeros quienes hicieron populares los tacones, la manufactura de piel, los detalles en seda y los cascabeles. De hecho, fue Luis XIV quien consagró esta expresión de refinamiento y presunción.

Según registros históricos, los hombres inventaron el tacón por vanidad, pues querían generar una ilusión de altura y esbeltez. Después de algún tiempo, las características de las zapatillas de los caballeros de las clases altas fueron también integradas al calzado femenino.

¿Quién diría que los hombres llegaron a ser unos verdaderos expertos en zapatos de tacón? ¿Se imaginan que todavía fuera así? Las parejas podrían compartir muchos más momentos de calidad en los centros comerciales acompañando sus compras con alguna de las casi 70 opciones del portafolio de la Industria Mexicana de Coca-Cola, que incluye desde agua, hasta bebidas bajas o sin calorías y, obviamente, salir cargados con muchas bolsas.

Definitivamente, aún queda mucho por saber del calzado y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.