Seguro te ha pasado que no encuentras una palabra mientras platicas con alguien. Sí, justo ese momento en que sabías qué querías decir, lo tenías en la punta de la lengua y simplemente no la pudiste pronunciar. Déjanos decirte que se trata de un fenómeno que nos pasa a todos los seres humanos, porque hablar es un proceso más complejo de lo que piensas. 🤔

Resulta que durante una conversación nuestro cerebro estructura capas secuenciales de pensamientos que acomodan las ideas, la semántica y la sintaxis 💭, pero al momento de convertirlo en sonido 📢 parece que se presenta una desconexión en la codificación y la palabra se te queda en la punta de la lengua.

Si pensamos que tu cerebro es una supercomputadora que controla todo tu cuerpo y pensamientos debes considerar que cuando platicas con alguien, estás agregando una tarea a las muchas que ya se está ejecutando, como: respirar, caminar y  gesticular, entre muchas otras. Sí, de alguna manera sería como si te faltara un poco de… de… lo tenemos en la punta de la lengua… ésta de los smartphones 📱 … la… ¡memoria RAM!

Un cerebro hidratado puede administrar las diferentes tareas y conversaciones de una mejor manera. Así que consume una mayor cantidad de líquidos a través de una dieta correcta y no olvides incluir en tu alimentación agua Ciel, para conectar mente y cuerpo.

Aún queda mucho por saber de nuestra mente (¡sí eso!) y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.