Cuando en 1978, Muhtar Kent respondió a un clasificado de periódico nunca imaginó que emprendería una aventura que lo convertiría en el 15 CEO de The Coca-Cola Company, en el 2008. Ahora, 9 años después de ese nombramiento, cuando pasa la batuta de la Compañía a James Quincey, reflexiona acerca de sus experiencias al frente de la empresa.

Las enseñanzas de trabajar en un camión de reparto de Coca-Cola

En 1978, Kent laboraba en un banco, pero desde el primer día supo que aquello no era para él. Así que, como consumidor leal de Coca-Cola, aunque sin saber nada del negocio, envió su currículum atendiendo al anuncio y se agendó una cita que lo llevó de Nueva York a Atlanta. Tras un par de entrevistas, recibió la oferta de trabajar en un camión de reparto. “No era lo que esperaba, pero sonaba bien”, reveló Muhtar.

Comenzó su capacitación de ventas para embotelladores. “Éramos 14 ó 15 personas de todo el mundo. Fue una experiencia increíble: levantarte diario a las 4 a.m., cargar el camión, llenar los anaqueles de tiendas y supermercados”, algo completamente distinto a ir a un banco. “Ahí comenzó mi amor por la venta minorista que se ha mantenido por los últimos 39 años”, platica.

Diversos puntos de vista dan mejores resultados

Nacido en Estados Unidos, criado en Tailandia, India, Irán y Turquía y educado en Reino Unido, su carrera en los negocios globales se moldeó al experimentar diversas culturas.

“(Vivir en distintos lugares) me enseñó a sentirme cómodo con personas de todas las culturas, religiones, razas e idiomas. Me hizo abrazar los valores de integración y diversidad. En segundo lugar, como hombre de negocios, me mostró que diversos puntos de vista dan mejores resultados”, compartió Kent.

Nunca se imaginó que en 1978 iba a estar en una empresa que se convertiría en una de las compañías estadounidenses con mayor presencia en el mundo. “Me considero muy afortunado de haber llegado al lugar que sería mi hogar los siguientes 40 años, solo porque respondí a un anuncio clasificado”.

El éxito de nuestra Compañía

Tras convertirse en CEO, en julio de 2008, su prioridad fue lanzar un plan de crecimiento que involucrara a todo el Sistema Coca-Cola, así como recuperar el valor de las marcas y hacerlas más fuertes al integrar a los embotelladores en el proceso.

“Como compañía, no podemos tener éxito si nuestros embotelladores no lo tienen. Es una relación de apoyo mutuo. Parte de lo que hacemos cada día, además de mejorar nuestras marcas, es asegurarnos de que ellos estén alineados y completamente convencidos de nuestra estrategia”, asegura Kent.

Muhtar-Kent-habla-sobre-su-legado-a-Coca-Cola

¿A quién pertenece el mundo?

Tomando como suya la frase de Robert Woodruff -pilar de nuestra Compañía-: “El mundo pertenece a los insatisfechos”, Kent no se conforma con el éxito obtenido y siempre está en la búsqueda de nuevos retos.

“Siendo una de las marcas con mayor penetración, cuando todo mundo conoce nuestra tarjeta de presentación, es fácil caer en la trampa y sentirse demasiado cómodo. Creo que debemos desafiarnos constantemente y pensar qué más podemos hacer”, comenta el CEO saliente.

El futuro tiene tres direcciones

Al preguntarle cómo ve el futuro de la compañía en los próximos 40 años, Muhtar Kent no duda en decir: hay tres caminos.

“Durante los 90 primeros años, éramos una compañía con un producto y una marca. En los últimos 30 a 40 años, añadimos casi 4,000 nuevos productos, más de 500 marcas, nuevos envases y equipos innovadores. Creo que el negocio de las bebidas se desarrollará en tres maneras diferentes en los próximos 20 o 30 años”, explica.

La primera, según comparte, continuará ofreciendo al consumidor opciones listas para beber. La segunda será el aumento de ocasiones de consumo a través de nuevas tecnologías en el punto de venta. La tercera es el incremento del consumo en el hogar también a través de la tecnología. Así es como creo que evolucionará el negocio y nosotros, a través de la innovación y reformulación estaremos al frente de este desarrollo.

La mejor manera de fracasar es ver el vaso medio vacío

Incansable optimista, se muestra confiado ante el futuro tanto de la compañía, como de la industria de bebidas en general.

“Como les dije a los accionistas en nuestro encuentro anual este año y el anterior, estamos proyectando el negocio tanto para el próximo cuatrimestre como para el próximo cuarto de siglo. Por eso veo un futuro brillante para The Coca-Cola Company. Estamos trabajando a largo plazo y tenemos cimientos fuertes para levantar muchos, muchos pisos más”, dijo con seguridad.

Con esa misma actitud optimista, Kent desea que el éxito de James Quincey sea su legado, pues afirma que durante toda su carrera ha luchado por asegurarse que aquellos que lleguen detrás de él, prosperen de la mejor forma.

“Tienes que tener una actitud positiva si quieres ser un buen líder de negocios… y ver el vaso siempre medio lleno. Siempre he creído eso y me ha funcionado”. - Muhtar Kent